EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 20 de noviembre de 2016

"Summa vitae", de José Manuel Caballero Bonald

Parque Nacional de Doñana



                         Summa vitae

De todo lo que amé en días inconstantes
ya sólo van quedando
rastros,
              marañas,
                               conjeturas,
pistas dudosas, vagas informaciones:
por ejemplo, la lluvia en la lucerna
de un cuarto triste de París,
la sombra rosa de los flamboyanes
engalanando a franjas la casa familiar de Camagüey,
aquellos taciturnos rastros de Babilonia
junto a los barrizales suntuosos del Éufrates,
un arcaico crepúsculo en las Islas Galápagos,
los prolijos fantasmas
de un memorable lupanar de Cádiz,
una mañana sin errores
ante la tumba de Ibn'Arabi en un suburbio de Damasco,
el cuerpo de Manuela tendido entre los juncos de Doñana,
aquel café de Bogotá
donde iba a menudo con amigos que han muerto,
la gimiente tirantez del velamen
en la bordada previa a aquel naufragio.

Cosas así de simples y soberbias.

Pero de todo eso
                               ¿qué me importa
evocar, preservar después de tan volubles
comparecencias del olvido?

Nada sino una sombra
cruzándose en la noche con mi sombra.

                      De Manual de infractores, 2005



José Manuel Caballero Bonald (Jerez de la Frontera, 11 de noviembre de 1926) es poeta español perteneciente a la Generación de los 50, narrador, ensayista y estudioso del folclore.
De padre cubano y madre de ascendencia francesa y aristocrática, estudió en el colegio de los Marianistas de Jerez, y durante la Guerra Civil española (1936-1939) pasó largas temporadas en la sierra de Cádiz y en Sanlúcar de Barrameda. 
    En 1944 inicia los estudios de Náutica en Cádiz; por esta época empieza a escribir poesía y entra en contacto con el grupo de la revista Platero. En 1949 se traslada a Sevilla (donde se relaciona con poetas de grupo Cántico) para estudiar Letras, carrera que concluyó en Madrid, donde trabajó en la I Bienal Hispanoamericana de Arte. Posteriormente, ejerció como secretario y más tarde subdirector de la revista literaria Papeles de Son Armadans, fundada y dirigida por Camilo José Cela -con cuya primera mujer, Rosario Conde, tuvo un idilio durante siete años-, y pasó medio año en París. En febrero de 1959, junto con otros miembros de su generación, participó en Collioure (Francia) en los actos conmemorativos del XX aniversario de la muerte de Antonio Machado.
     Posteriormente, se trasladó a Bogotá para enseñar Literatura española  y Humanidades en la Universidad Nacional de Colombia. Durantes estos años colaboró en la revista Mito y viajó por distintos países de Hispanoamérica.
     En 1963 regresa a España. Es detenido y multado por motivos políticos y se ocupa de labores editoriales antes de trabajar en el Seminario de Lexicografía de la RAE, donde permanecerá hasta 1975. Fue director literario de Ediciones Júcar  y, de 1974 a 1978, enseñó Literatura española contemporánea en el Centro de Estudios Hispánicos del Bryn Mawr College. Intervino en la constitución de la Junta Democrática (organismo formado por partidos políticos, sindicatos y personalidades independientes, que, con la finalidad de conseguir una transición pacífica a la democracia, consiguió movilizar a la oposición antifranquista), por lo que fue procesado por el Tribunal de Orden Público. Fue nombrado presidente del PEN Club español, cargo del que dimitió en 1980.
       En los años siguientes, continuó escribiendo y colaborando con distintas universidades y recibió numerosos galardones literarios. Desde 1995 reside la mayor parte del año en Montijo, en la costa atlántica gaditana, frente al Parque Nacional de Doñana. En 2004 Seix Barral publica su obra poética completa y recibe el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, al que seguirán, entre otros,  el Nacional de las Letras Españolas 2005, el Nacional de Poesía 2006 y el Premio Cervantes 2012. En 1912 publicó Desaprendizajes, su último libro de poesía hasta la fecha, y sigue escribiendo porque escribir, dice, "es muy buena terapia para no desfallecer".
        El poema "Summa vitae", que resume la actitud del poeta ante la realidad,  abre el libro Manual de infractores  y da título a la antología poética que, con selección y prólogo de Jenaro Talens, publicó en 2007. La aparición de Manual de infractores, una incitación a la disidencia cuyo punto de partida es la irritación que produjo al autor la guerra de Irak,  fue  saludado por la crítica como uno de los acontecimientos poéticos del año. Un libro en el que se atenúa el barroquismo del lenguaje y que supone "una singular tentativa de crítica de la vida y la cultura a través de una forma de conocimiento de la realidad basada  en el rescate virulento de la memoria, la pasión por el mar, la erótica de las noches, las transgresiones morales, la fugacidad del tiempo...".

Encontrarás información sobre sus obras en:


No hay comentarios:

Publicar un comentario