EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL IES "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


martes, 31 de marzo de 2020

Libros.Novedades

Una gran parte de los títulos reseñados en el boletín de novedades del segundo trimestre se han adquirido a cargo de los fondos públicos que recientemente se destinaron a dotar a las bibliotecas escolares de suficiente bibliografía para trabajar en los centros educativos la igualdad entre mujeres y hombres. Todos los libros están ya catalogados y dispuestos a la espera de su préstamo y aprovechamiento tan pronto como las graves circunstancias actuales permitan la reapertura del instituto. Deseamos que se produzca lo antes posible. Otros materiales adquiridos con el mismo objetivo formarán parte del boletín de novedades de final de curso.

domingo, 29 de marzo de 2020

"Lo que no es sueño", de Claudio Rodríguez


Juan Martínez Abades, Marina



LO QUE NO ES SUEÑO

Déjame que te hable en esta hora
de dolor, con alegres
palabras. Ya se sabe
que el escorpión, la sabandija, el piojo,
curan a veces. Pero tú oye, déjame
decirte que, a pesar
de tanta vida deplorable, sí,
a pesar y aun ahora
que estamos en derrota, nunca en doma,
el dolor es la nube,
la alegría, el espacio;
el dolor es el huésped,
la alegría, la casa.
Que el dolor es la miel,
símbolo de la muerte, y la alegría
es agria, seca, nueva,
lo único que tiene
verdadero sentido.
Déjame que, con vieja
sabiduría, diga:
a pesar, a pesar
de todos los pesares
y aunque sea muy dolorosa, y aunque
sea a veces inmunda, siempre, siempre
la más honda verdad es la alegría.
La que de un río turbio
hace aguas limpias,
la que hace que te diga
estas palabras tan indignas ahora,
la que nos llega como
llega la noche y llega la mañana,
como llega a la orilla
la ola:
irremediablemente.


De Alianza y condena, 1965

Entrada relacionada:
http://elhacedordesuenos.blogspot.com/2014/01/cielo-de-claudio-rodriguez.html

domingo, 22 de marzo de 2020

Dos poemas de Tonino Guerra

Mi casa en Pennabilli

Ahora vivo aquí arriba
en una casa de montaña
y paso el tiempo con las hojas secas
y las pongo en fila sobre un escalón;
o voy a tocar esos hilos de agua
que saltan por una grieta entre las piedras
donde las truchas se acurrucan al fresco
y Silvestro las coge con las manos
como hacen los gatos con las mariposas-
También me gusta hacer cuentas
con una aritmética elemental:
dos y dos cuatro seis y seis doce
si compras siete huevos y se caen tres
al suelo, ¿cuántos te quedan?

O si no, trazo rayas en la arena
del patio, astas una tras otra
para recordar las piernas esbeltas
de otros tiempos y el aire
lleno de luciérnagas y la bicicleta
y el tirachinas, las cometas
y allá abajo cada mes de agosto
el mar que estaba tumbado detrás de las montañas de arena
como un animal bueno
bajo las caricias del amo.
Por las tardes me siento a ver el valle
y la montaña al fondo
con los sembrados que parecen trapos
tendidos al sol y las lindes
rojas de amapolas y puñados de casas
como nidos de golondrinas sobre la tierra
y la gente agachada trabajando
pequeña como polvo y yo sentado
con todas estas cosas en los ojos
y la memoria que se ha vuelto blanca
y sobre esta sábana de vez en cuando pasa
la voz de mi pobre madre
y el olor de los membrillos
que ella guardaba encima del armario.

La muerte

Yo si pienso en la muerte
me muero de miedo
porque al morir se dejan demasiadas cosas
que después ya no vuelves a ver nunca más:
los amigos, los parientes, los árboles
del paseo que tienen ese olor
y toda la gente que has visto
aunque sea una sola vez.

Yo quisiera morirme en el invierno
mientras llueve
en uno de esos días que se hace de noche pronto
y por la calle los zapatos se te llenan de barro
y la gente se encierra en los cafés
alrededor de la estufa.

 En Poesía completa, versión de Juan Vicente Piqueras, 2001

Tonino Guerra (Santarcangelo di Romagna, 1920-2012) fue un novelista, dramaturgo, guionista y
Tonino Guerra. AFP
poeta italiano, hablante del dialecto romañolo. Durante la ocupación nazi trabajó como maestro. Fue detenido en agosto de 1944, cuando le encontraron unos folletos antifascistas. Fue deportado al campo de concentración alemán de Troisdorf, donde empezó a escribir poesía  que recitaba a sus compañeros de la Romaña, para "engañar a la vida dura". Más tarde reunirá estos poemas en I Scarabocc (Los garabatos, 1946). Tras ser liberado en 1945, se licenció en Pedagogía en la Universidad de Urbino con una tesis  sobre poesía en dialecto romañolo. En 1952 se casó con Paola Grotti, con quien tuvo dos hijos. En 1953 se trasladó a Roma y comenzó su trabajo como guionista. Colaboró con grandes directores italianos como Rossi, Antonioni, De Santis, los hermanos Taviani, Fellini o Visconti. También trabajó con el ruso Tarkovski, el griego Theo Angelopulos y el estadounidense Steven Soderbergh. En 1975 
Una de las intervenciones artísticas de
Tonino Guerra (lavalmarecchia.it)
conoció a la rusa Eleonora  Kreindlina, de quien se enamoró y, tras separarse de Paola, contrajo matrimonio con Eleonora en 1977. En 1989 regresó a Romaña y se instaló en Pennabilli, donde pasó el resto de su vida. Realizó  numerosas intervenciones artísticas en plena naturaleza y retomó la pintura, que se convirtió en su principal actividad durante esta etapa. Murió el 21 de marzo de 2012, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Poesía.  Sus cenizas se depositaron en un nicho excavado en una pared de roca del jardín  de su casa de Pennabilli, un punto desde donde se puede admirar todo el valle.

Como guionista,  obtuvo en tres ocasiones el David de Donatello -por Tres hermanos, Y la nave va y Kaos- y tres nominaciones al Oscar: por Casanova 70 (1965), Blow-Up (1966) y  Amarcord (1974). Ganó el premio al Mejor Guion del Festival de Cine de Cannes por Viaje a Cytherea de Angelopoulos,  recibió un premio honorífico del Festival de Cine de Venecia y en 2011, el Jean Renoir Award. 

Tonino Guerra, igual que Passolini y Zavattini, abandona el italiano para escribir  en el dialecto de su infancia, como un acto de resistencia frente a la uniformidad que nos impone el mundo actual, como una necesidad de recuperar lo que la modernidad le había arrebatado, lo que se ha perdido definitivamente. Entre los libros escritos en romañolo, están La miel (1981), El libro de las iglesias abandonadas (1988), El huerto de Eliseo (1989) y Cuarteto de otoño (2001). Su Poesía completa (1972-2001) reúne diecisiete títulos. Los poemas escritos entre 1940 y 1972 fueron recogidos en Los bueyes (1972).

Museo permanente Nel mondo di Tonino Guerra. Foto: Archivio Provincia di Rimini


     Tonino Guerra, 2005. © Contrasto. (vogue.it)

    
                        CIAO, TONINO

                                                    En el funeral de Tonino Guerra

     Ha muerto el inventor de las colmenas
     y de los funerales de altamar. 

     Ha muerto el inventor de las iglesias
     abandonadas, del almendro en flor,
     de las hogueras bajo la nevada.

     Ha muerto el inventor del propio viento,
     el viento que nacía de sus pasos,
     el que construyó Rusia con una telaraña,
     el que vio África en un vaso de agua.

     Ha muerto el rey de las hojas secas y de los abejorros,
     el coleccionista de jaulas, el poeta,
     el hombre que llevaba en los ojos un mundo
     que no era éste, el ángel con bigote
     que declaró a la prensa que la muerte
     es una mariposa,
     el niño que cantaba nanas a los ancianos,
     el pastor de las nubes, el zar de las semillas,
     el que tuvo en sus manos un mundo que moría.

     Ha muerto el ángel que inventó la nieve,
     el que plantó un buen día en Pennabilli
     el huerto de los frutos olvidados,
     el que escribió la miel.
                                          Grazie, Tonino!

         (Juan Vicente Piqueras, Qué hago yo aquí (Poemas, 1999-2017), Renacimiento, 2019)
  

[Imagen inicial: Van Gogh, Campos de trigo después de la lluvia en Auvers]

martes, 17 de marzo de 2020

Día Mundial de la Poesía 2020



La poesía es un revólver
apuntando al corazón


No quiero oír
ni me seducen
las bellas palabras,
las guirnaldas líricas
de melancolía,
los místicos
efluvios
de correctas costureras,
el ingenio de salón,
las higienizadas
flatulencias
de la mediocridad
más absoluta
envueltas en perfumes
de buen gusto
mesura
o sensatez;
no me interesan
las declaraciones
de intenciones,
los panfletos,
las proclamas,
los manifiestos,
las teorías
para salvar el mundo
o apuntalar lo poco
que va quedando
de él:
me importa un bledo
el compromiso
las causas
perdidas o encontradas,
la lucha,
la justicia,
la cultura,
la igualdad social,
la delincuencia,
el paro,
el hambre,
la droga,
el terrorismo,
los discursos,
los papeles,
la retórica,
la demagogia
en voz baja
o en alta voz;
me dejan frío
las explicaciones,
las excusas,
los esques
los peros
los porqués,
los miserables
paños calientes
emocionales
con que intentáis
aliviar los sabañones
de vuestra culpa
y vuestra falsedad;
me la trae
más que floja
vuestra estéril
verborrea,
vuestro léxico vacío,
vuestro discurso
manoseado
como un periódico
de ayer;
yo quiero al hombre,
al SER HUMANO,
solo ante el espejo,
desnudo y tiritando,
su alma,
sus entrañas,
la diminuta
inmensidad
de su sangrante
maltrecho
humilde
y finalmente esplendoroso
corazón.

Roger Wolfe, Cinco años de cama
Las Tres Sorores, Prames, 1998

Desde el año 2001, el día 21 de marzo se celebra el Día Mundial de la Poesía, coincidiendo con el equinoccio de primavera, estación del año asociada tradicionalmente a la palabra poética. La celebración -proclamada por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) en su 30.ª Conferencia, celebrada en París en 1999- es "una invitación a reflexionar sobre el poder del lenguaje y el florecimiento de las capacidades creadoras de cada persona". Se pretende con ello apoyar la diversidad lingüística a través de la expresión poética y dar oportunidad a las lenguas amenazadas de ser un vehículo de comunicación en sus respectivas comunidades.
    Bajo diferentes denominaciones (Fiesta de la poesía, Poetry day, Le Printemps des Poètes...), se organizan en diferentes países múltiples actividades en las que participan poetas y lectores. El hacedor de sueños quiere sumarse una vez más a la celebración, seleccionando para sus lectores un poema de Roger Wolfe que da título a su última antología (2019) y difundiendo el Mensaje de la Directora General de la UNESCO.


 MENSAJE DE LA SRA. AUDREY AZOULAY,
DIRECTORA GENERAL DE LA UNESCO,
CON MOTIVO DEL DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

22 de marzo de 2020

Retomando el hilo de las palabras del novelista Franz Kafka cuando escribió que "Un libro debe ser el hacha que hienda el mar congelado en nuestro interior", John Felstiner, profesor de Stanford, se pregunta en el título de su libro: ¿Puede la poesía salvar la Tierra?
"¿Por qué apelar a los placeres de la poesía cuando llega el momento de responder con un órdago? La respuesta empieza por el individuo: es el individuo el que habla por los poemas y al que los poemas le hablan. De nuestro interior, uno a uno, puede surgir la voluntad de actuar. Puesto que somos el receptor de la belleza y la fuerza de los poemas, tenemos la oportunidad de reconocer y aligerar la impronta que dejamos en un mundo donde solo la naturaleza tiene una importancia vital."
La orquestación de las palabras, el colorido de las imágenes y la contundencia de una buena métrica otorgan a la poesía un poder sin parangón: el poder de extraernos de lo cotidiano para recordarnos la belleza que nos rodea y la resistencia del espíritu humano.

Este año, en el que ponemos punto final al Decenio de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica e inauguramos el Año Internacional de la Sanidad Vegetal de las Naciones Unidas, la UNESCO rinde tributo a poetas del pasado y del presente que lucharon y luchan por la diversidad biológica y la conservación de la naturaleza.

Aunque la protección de la diversidad biológica es un tema que apenas ahora empieza a calar en la sociedad, los poetas llevan miles de años animando al lector a apreciar la belleza del mundo natural. El amor, la muerte y la naturaleza son quizá los temas más frecuentados por la poesía. De Garcilaso de la Vega a Victor Hugo, de Alexander Pushkin a Sarojini Naidu, desde siempre el poeta ha reconocido y honrado una profunda vinculación entre las emociones humanas y la riqueza del entorno.

Últimamente los poetas han comenzado a utilizar su memoria cultural y sus preocupaciones ecológicas para dar testimonio del cambio climático. Con su obra estos "ecopoetas" sitúan el patrimonio natural y cultural en el centro del debate político y hacen de él una cuestión de supervivencia. El poeta mapuche contemporáneo Elicura Chihuailaf  expresa con poderosa elocuencia este vínculo entre saber indígena y protección de los ecosistemas:
Aprendo entonces los nombres de las flores y de las plantas.
Los insectos cumplen su función.
Nada está de más en este mundo.
El universo es una dualidad,
lo bueno no existe sin lo malo.
La Tierra no pertenece a la gente.
Mapuche significa "Gente de la Tierra"*.
La poesía anida en lo más hondo de lo que somos, mujeres y hombres que conviven en el mundo de hoy, abrevándose en el legado de las generaciones pasadas y custodiando este mundo para nuestros hijos y nietos. Al celebrar hoy la poesía, celebramos nuestra capacidad de luchar unidos por la diversidad biológica como "preocupación común de la humanidad" y como parte integral del proceso de desarrollo internacional.

--------
*(De "La casa azul en que nací", Recado confidencial a los chilenos, Elicura Chihuailaf, 1999)


domingo, 15 de marzo de 2020

"Oración por Marilyn Monroe", de Ernesto Cardenal



ORACIÓN POR MARILYN MONROE


Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de Marilyn Monroe,
aunque ése no era su verdadero nombre
(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar)
y que ahora se presenta ante Ti sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.
Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia (según cuenta el Times)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso...

Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox.
El templo —de mármol y oro— es el templo de su cuerpo
en el que está el hijo de Hombre con un látigo en la mano
expulsando a los mercaderes de la 20th Century-Fox
que hicieron de Tu casa de oración una cueva de ladrones.
Señor
en este mundo contaminado de pecados y de radiactividad,
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,
el de nuestras propias vidas, y era un script absurdo.
Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros
por nuestra 20th Century
por esa Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.
Para la tristeza de no ser santos
                                                        se le recomendó el Psicoanálisis.
Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje insistiendo en maquillarse en cada escena
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.

Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.

Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
                                                              ¡y se apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
          porque la escena ya fue tomada.
O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
          la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.
La película terminó sin el beso final.
La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan solo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER
O como alguien que herido por los gangsters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor:
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de los Ángeles)
            ¡contesta Tú al teléfono!




De Oración por Marilyn Monroe y otros poemas, 1965

Ernesto Cardenal falleció en Managua el 1 de marzo de 2020.

Entrada relacionada:


Ernesto Cardenal  durante el homenaje por sus noventa años en el Palacio
de las Bellas Artes (elcultural.com)


miércoles, 11 de marzo de 2020

‘Refugio’, de Harlan Coben


Ficha bibliográfica
Título: Refugio
Autor: Harlan Coben
Traductor al español: Víctor Manuel García de Isusi
Editorial: Molino
Lugar y año de edición: Barcelona, 2012
Número de páginas: 299


Presentación
Género: novela de misterio, intriga y aventuras.
Público al que va dirigido: jóvenes a partir de 14 años.


El autor
Harlan Coben nació el 4 de enero de 1962 (tiene actualmente 58 años). Es un autor estadounidense de novelas de misterio y suspense. Las tramas de sus novelas suelen partir de acontecimientos no resueltos o mal interpretados en el pasado y después dan con frecuencia varios giros trepidantes o inesperados. Entre sus obras, podemos destacar No se lo digas a nadie, Run away, The Woods y Seis años.
 
Harlan Coben es.wikipedia.org
Espacio y tiempo
La acción se desarrolla en los Estados Unidos, aunque el protagonista ha viajado mucho: Australia, Thailandia, África… No se indica el año pero está ambientada en la actualidad.

Argumento
La historia la protagoniza un joven de 14 años llamado Mickey, que acaba de perder a su padre en un accidente, a causa del cual su madre se ha refugiado en las drogas. Así que no le queda más remedio que mudarse con su tío, con el que no se lleva muy bien, a la pequeña ciudad en la que él y su padre crecieron. En una casa que parece abandonada vive La Murciélago, una anciana con fama de chiflada, que le dice a Mickey que su padre está vivo. A este misterio, se le suma que su novia, Ashley, ha desaparecido. Así que Mickey, junto con Ema (una chica de pocos amigos) y El Cuchara (el hijo friki del conserje del instituto), se ponen manos a la obra para averiguar dónde se encuentra Ashley y qué hay de cierto en que su padre siga vivo. Mickey descubrirá cosas impactantes que no se hubiera imaginado.

Personajes
Mickey. Un adolescente de 14 años, muy alto (1,80 aprox.) y con buenas capacidades para el baloncesto, quizá genéticas ya que su tío estaba encaminado a ser un jugador profesional.
Ema. Una adolescente con pocos amigos. Lleva muchos tatuajes y se convierte en la mejor amiga que Mickey podría imaginar. Ella es de estatura baja –comparada con su amigo-, gordita y morena.
El Cuchara. Al igual que Ema, no tiene muchos amigos. Es el hijo del conserje, lo cual les ayuda mucho en sus investigaciones porque tienen acceso a las cámaras de seguridad y a la taquilla de Ashley al disponer de todas las llaves.
Rachel. La chica más guapa y popular de todo el instituto: es la capitana de las animadoras. El día de las pruebas pasó algo con Ashley y decide ayudarla.
Padres de Mickey. Tuvieron a su hijo muy jóvenes y eso frustró la carrera deportiva de su madre como tenista. Colaboraban con muchos niños y eran muy amables.
Tío de Mickey. De pequeños, él y su padre estaban muy unidos, pero luego se distanciaron. Cuando el padre de Mickey fallece en el accidente de coche, intenta quitarle la custodia a la madre porque cree que en su estado depresivo no puede cuidar de él. Por eso Mickey lo odia.

Valoración personal
Me ha gustado mucho esta novela ya que me encanta el misterio. La lectura puede resultar compleja por la gran cantidad de cosas que pasan, pero es llevadera y al final todo encaja. Se la recomiendo a un público joven ya que el protagonista es de nuestra edad y, especialmente, a los jóvenes amantes de la intriga y las aventuras.


Irene García Moliné, 2º ESO – D.