EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL IES "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 20 de octubre de 2019

"Otoño es una niebla de violines", de Ildefonso-Manuel Gil

Entre brumas la pradera de Ordesa y el Libro Abierto como
telón de fondo./Eduardo Viñuales.[elperiodicodearagon.com]



Otoño es una niebla de violines,
dulce coro de lluvia o muchachas quejándose.
Es entonces más triste el alma de las cosas,
y el amor es un lago de sangre en nuestro pecho.

Se ve pasar el tiempo envuelto en aires tenues.
La tierra se recoge, suavemente encelada,
avarienta de gérmenes, de arroyos, de praderas,
igual que una paloma en el amor dormida.

En el otoño lento hay algo que nos hace 
hablar en voz muy baja, casi en susurro;
la tierra en sus ocasos reclama inexorable
las hojas y los pájaros y las más tiernas vidas.

El rosal y la hiedra amorosa confunden
su destino abrazados a los húmedos muros,
y el vaho de los bueyes santifica el paisaje
donde el ruiseñor canta y muere, olvidado.

Los poemas que nacen cuando la vid se exprime
tienen un zumo amargo, descolorido y suave;
suenan como campanas doblando solitarias
en una lejanía ignorada del viento.

Los poemas de otoño conocen los confines
donde el alma y el cuerpo se ofrecen vulnerables
a espadas agudísimas que lentamente hieren.
El ángel de la muerte es huésped de sus versos.

Así pasa el otoño y nos deja en la carne
la señal imborrable de su melancolía.
La rosa de los vientos limita ciegamente
con la tristeza, inmensa como el cielo y el mar.


En Obra poética completa, 2 vols., ed. Juan González Soto,
Zaragoza, Universidad de Zaragoza, 2005

Esta  versión definitiva del poema aparece también, según se indica en nota del editor de su Obra poética completa, en Poesía. Antología, 1928-1952 (1953), Hombre en su tierra. Antología temática (1979) y Cancionero segundo del recuerdo y la tierra (1992).

Coincide con la versión original de Poemas de dolor antiguo (1945) en los ocho primeros versos. La versión original es la siguiente: "Otoño es una niebla de violines, / dulce coro de lluvia o muchachas quejándose. / Es entonces más triste el alma de las cosas, / y el amor es un lago de sangre en nuestro pecho. // Se ve pasar el tiempo envuelto en aires tenues. / La tierra se recoge, suavemente encelada, / avarienta de gérmenes, de arroyos, de praderas, / igual que una paloma en el amor dormida. // Entonces el rosal y la hiedra confunden / su destino, abrazados a los húmedos muros, / y el vaho de los bueyes santifica el paisaje / donde el ruiseñor último canta y muere olvidado. // Os digo que los pasos del otoño son lentos / y llevan un cortejo de asombradas pupilas, / que miran el naufragio del sol y los jardines / en un mar de nostalgias y pétalos y hojas. // La humedad del otoño los confines conoce / donde el alma y el cuerpo se ofrecen vulnerables / a espadas agudísimas que lentamente hieren. / El ángel de la muerte es el viento de otoño. // No me preguntéis más. Debo guardar silencio / porque nadie desvele misterios otoñales. / Hay secretos terribles que conoce la tierra, y por eso en otoño los campos palidecen".

jueves, 17 de octubre de 2019

Día de la Biblioteca 2019

Cartel de Miguel Calatayud


Pregón
LA SIN CUENTO 

No quería ser princesa, no quería ser liberada por el príncipe azul. Tampoco que el beso de un Príncipe la devolviera a la vida; ni que la salvara de la explotación infantil, no quería esconderse en la casa de los siete enanitos y ser su criada hasta que un príncipe la viniese a rescatar. No era capaz de renunciar a su voz por el amor de un muchacho; ni esperaba que San Jorge la salvara del dragón. Nobles princesas condenadas a dormir o al silencio, por orden de una madrastra, de un padre o de un hada buena. 
Y se calzó sus zapatos rojos y huyó de su cuento, corrió y corrió buscando refugio, convirtiéndose en una sin cuento. Era una sin libro, una sin papeles, no la querían en ninguna parte.
En una cáscara de nuez navegó por el Mar de las Letras, y naufragó. Nadaba contracorriente, fuertes olas de frases la ahogaban, y cuando se dio por vencida y se abandonó a su suerte, de repente, la salvó la capitana Pippi Långstrump, una niña libre, generosa, que nunca se aburría, que se atrevía a cuestionar el razonamiento de los adultos. Acompañada por Matilda navegaban por el mar de las letras para rescatar a todos aquellos personajes que se aventuraban a cruzar el mar buscando un cuento mejor. Heroínas con fuerte sentido de la justicia y del deber de proteger a los más débiles. 
Finalmente, después de muchas tribulaciones, llegaron a puerto seguro, el Puerto de la Biblioteca, el Paraíso del que le había hablado Borges. Un lugar lleno de tesoros hundidos, como le había dicho Virginia Woolf; una nave espacial que la llevaría a los puntos más lejanos del universo; una máquina del tiempo que la trasportaría al pasado lejano y al lejano futuro; una salida a una vida mejor; más feliz, más útil, como le explicó Isaac Asimov. Un lugar donde no necesitaba ser princesa para ser la protagonista de todos los cuentos.
Larga vida a las bibliotecas, refugio de todos, también de los sin cuento, de los sin libro, de los sin papeles, de las niñas que no quieren ser princesas y de los niños que no quieren ser héroes. Larga vida a los bibliotecarios y bibliotecarias, guardianes del Paraíso, de máquinas del tiempo y de grandes tesoros como son los libros.
                                                       Gemma Pasqual

Entrada relacionada:

domingo, 13 de octubre de 2019

"Del amor de Chile" y otro poema de Raúl Zurita


Cordillera del Paine, Torres del Paine, Chile


Del  amor de Chile

Del amor de Chile, del amor de todas las
cosas que de norte a sur, de este
a oeste se abren y hablan
Los torrentes y los nevados que se tocan
y hablan amándose porque en este mundo
todas las cosas hablan de amor;
las piedras con las piedras y los pastos
con los pastos
Porque así se aman las cosas, las playas,
los desiertos, las cordilleras, los
bosques de más al sur, los glaciares y
todas las aguas que se abren tocándose
Para que tú las veas se abren
Sólo para que tú lo escuches Chile se
levanta
Sólo para que tú y yo nos miremos
por todo el horizonte, sí mira:

se levantan

De El amor de Chile, 1987


Guárdame en ti

Amor mío: guárdame entonces en ti
en los torrentes más secretos que tus ríos levantan
y cuando ya de nosotros
sólo quede algo como una orilla
tenme también en ti
guárdame en ti como la interrogación de las aguas
que se marchan
Y luego, cuando las grandes aves se derrumben
y las nubes nos indiquen
que se nos fue la vida entre los dedos
guárdame todavía en ti
tenme en ti, en la brizna de aire que aún ocupe tu voz
dura y remota
como los cauces glaciares en que la primavera desciende

 De La vida nueva, 1994

El poeta chileno Raúl Zurita [digitalfarocanarias.com]
Raúl Zurita Canessa es un poeta chileno nacido en Santiago en 1950. Hijo de madre italiana, quedó huérfano de padre cuando  él tenía tres años y su hermana apenas unos meses. Su madre se vio obligada a trabajar para mantenerlos, por lo que los niños fueron criados por su abuela materna, una gran lectora que los entretenía relatándoles distintos pasajes de la Divina Comedia de Dante. Esta obra, de la que admira por encima de todo la estructura, dejará la huella más profunda y  permanente en la poesía de Zurita. Estudió Ingeniería  de Estructuras en la Universidad Federico Santa María de Valparaíso (1966-1973). Aunque concluyó los estudios, nunca obtuvo el título, pero sus conocimientos técnicos han marcado su obra literaria, como reconoce el propio autor. 

Por su militancia en el Partido Comunista fue detenido por una patrulla militar en la mañana del 11 de septiembre de 1973, día del golpe militar de Pinochet, cuando se dirigía a la universidad. Tras pasar veinticinco días preso  fue puesto en libertad, pero con la prohibición de  entrar, a partir de entonces, en cualquier librería. En 1979 fundó junto a otros artistas el Colectivo de Acciones de Arte (CADA), dedicado a crear un arte público de gran formato,
Intervención de Zurita en el desierto de Atacama
 [corporacionproa.cl]
como forma de resistencia frente a la dictadura militar. Entre las acciones realizadas por el poeta, además de marcarse el rostro con un hierro candente y rociarse los ojos con ácido,  a modo de protesta contra el orden establecido, destaca la llevada a cabo en 1982: cinco aviones escribieron sobre el cielo del Bronx varios versos de su libro  La vida nueva. Once años más tarde, mediante palas mecánicas excavó en el desierto de Atacama para escribir, con letras de tamaño enorme, el verso "Ni pena ni miedo", para llevar la esperanza al pueblo chileno.

Durante los años 70 y 80 sobrevivió realizando trabajos precarios para mantener a sus hijos: vendió enciclopedias, máquinas de escribir y fondos para la jubilación. En 1990, restaurada ya la democracia en Chile, fue nombrado agregado cultural en Roma, casi al mismo tiempo que le fue diagnosticada  la enfermedad de Parkinson. Actualmente enseña en la Universidad Diego Portales y ha sido profesor visitante  en las de Tufts, California y Harvard. Un fragmento de su Canto a su amor desaparecido encabeza el Memorial de los Detenidos Desaparecidos de Chile, en el Cementerio General de Santiago, donde podemos leer: "Todo mi amor está aquí y se ha quedado pegado a las rocas, al mar, a las montañas". En 2000 recibió el Premio Nacional de Literatura de Chile, y el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda en 2016.
Memorial de los Detenidos Desaparecidos de Chile [wikipedia]

Ha publicado, entre otras, las siguientes obras: Purgatorio (1979), Anteparaíso (1982), Canto a su amor desaparecido (1985), El amor de Chile (1987), La vida nueva (1994), Poemas militantes (2003), INRI (2004), Los países muertos (2006), Poemas de amor (2007), Las ciudades del agua (2007) y Zurita (2011), en la que trata sobre las horas previas al golpe de estado de Pinochet.

El amor de Chile es un homenaje a la naturaleza chilena en el que se vislumbra una destinataria femenina  que no es otra que Amparo Mardones, su compañera desde 1986 hasta 2001, a quien dedicó el libro: "Escribo estos poemas al Amparo /de tu amor, de tus sueños / y de las llorosas montañas".

La vida nueva (1994), en cuyo título resuenan ecos de Dante, es un conjunto poético compuesto entre 1983 y 1993, en el que se integran tres libros anteriores: Canto a su amor desaparecido, El amor de Chile y Canto de los ríos que se aman (que no se publicará exenta hasta 1997). Junto con Purgatorio y Anteparaíso forma una trilogía "dantesca". La vida nueva contiene la historia de su amor con Amparo Mardones, a quien está dedicado -"A Amparo Mardones La Vita Nuova"-, de ahí que contenga alguno de los más intensos poemas de amor, como "Guárdame en ti". Pero es también el desarrollo de libros anteriores e incluye la inmersión en la realidad chilena.  En 2018 apareció La vida nueva, versión final, editada por Lumen, de la que Jorge Yacoman ha escrito que prosigue con la tradición de los poemas telúricos, hablando de la geografía e historia de Chile, en la línea del Canto General de Pablo Neruda o Poema Chile de Gabriela Mistral. Y en la reseña del editor podemos leer:
Un libro -un universo- donde los vecinos anónimos, los ríos que hablan y padecen y aman, las fotografías de un país desolado, los detenidos desaparecidos, las ciudades, los sueños, el amor, y la "hermana luna", la "hermana noche" y la "hermana muerte" se entrelazan en un canto delirante que le devuelve a la poesía el aliento épico y la grandeza, y que confirma a Zurita como una de las más grandes voces de la poesía contemporánea.

[Imagen principal: Reddit]

lunes, 7 de octubre de 2019

Grupos de lectura: curso 2019-2020


Presentamos el plan de los grupos de lectura del IES Goya para el presente curso. Los grupos están abiertos a la participación del alumnado y sus familias, profesorado, personal de servicios y amigos del instituto.
Grupo I - “Leer juntos Hoy” (IX curso)
4 de noviembre: Tarde poética con la lectura de poemas en homenaje a Javier Delgado y el encuentro con la poeta Laura Lahoz a propósito de su obra El silencio dice.
“A lo largo de este viaje, no demasiado dilatado, mas intenso y denso, de la escritura de Laura Lahoz, son los temas fundacionales de nuestra cultura occidental y de nuestro sentido en la vida los que vamos encontrando: la identidad, el yo individual en el mundo, su diálogo con el otro, con el paisaje, el tiempo, la memoria, amor como motor, lenguaje como vida más rica que la vida, como tiempo más profundo y poderoso que el tiempo, la ficción más preciosa que la vida a ras: “En un solo día Ulises vive todas las novelas”. (Luisa Miñana)


2 de diciembre: Berta Isla, de Javier Marías.
Muy jóvenes se conocieron Berta Isla y Tomás Nevinson en Madrid, y muy pronta fue su determinación de pasar la vida juntos, sin sospechar que los aguardaba una convivencia intermitente y después una desaparición. Tomás, medio español y medio inglés, es un superdotado para las lenguas y los acentos, y eso hace que, durante sus estudios en Oxford, la Corona ponga sus ojos en él. Un día cualquiera, «un día estúpido» que se podría haber ahorrado, condicionará el resto de su existencia, así como la de su mujer. Berta Isla es la envolvente y apasionante historia de una espera y de una evolución, la del protagonista; también de la fragilidad y la tenacidad de una relación amorosa condenada al secreto y a la ocultación, y en última instancia al resentimiento mezclado con la lealtad.



13 de enero: Encuentro con Isabel Soria para charlar acerca de su novela La familia de papel.
Ana ha dedicado su vida a los libros. A comprarlos, cuidarlos, mimarlos y disfrutarlos. Su legado, su herencia, está ahora en las manos de su hijo Abelardo y seriamente amenazado por su mujer, que reclama el uso de la habitación utilizada como biblioteca y un hijo, el Ignorante, cautivo de los cantos de sirena de Internet. Esta podría ser la descripción de una familia cualquiera, con un padre sobrepasado, una madre malintencionada y un hijo nini... pero esta familia es mucho más grande de lo que parece porque, si uno sabe mirar con atención, descubre otra familia, oculta, la de papel, la que vive en los estantes de esa casa y a la que Isabel Soria da voz en su primera novela.

10 de febrero: Marx y la muñeca, de Maryam Madjidi.
La pequeña Maryam asiste desde el vientre materno al comienzo de la revolución iraní. Seis años después, ella y su madre se reúnen con su padre en el exilio en París. Con la ayuda de los primeros recuerdos, Maryam relata el abandono del país, la separación de su familia, la pérdida de sus juguetes -entregados a los niños de Teherán a instancias de sus padres, comunistas- y el borrado gradual del persa en favor del francés, al que al principio rechaza y luego adopta, hasta el punto de dejar enterrada su lengua materna durante mucho tiempo. Maryam Madjidi desmonta con humor y ternura la siempre espinosa pregunta por las «raíces» en este libro sorprendente. 

09 de marzo: Cara de pan, de Sara Mesa.
Una inquietante novela corta que cuenta una historia aparentemente simple. Una adolescente que sufre una crisis de identidad y es acosada en el instituto, donde la han bautizado con el humillante mote de "cara de pan", un día decide no volver a las aulas. Durante las horas de clase se refugia en un parque. Un día conoce a un hombre mayor, un tipo raro, con el que poco a poco entabla conversación hasta que se hacen amigos. Ambos crean un mundo propio que no sobrepasa el cercado del parque, mientras hablan de pájaros y de Nina Simone, las dos pasiones del viejo.


20 de abril: La guardia, de Joydeep Roy-Bhattacharya.
Tras una larga noche de enfrentamientos, un grupo de soldados estadounidenses destinados en una remota base en Kandahar asiste a un extraño espectáculo: lo que parece ser una mujer cubierta por un burka avanza por la pista de tierra sobre una especie de carrito, ayudándose únicamente de la fuerza de sus brazos. Atrincherada en el exterior del fuerte bajo un sol abrasador, exige que le devuelvan el cuerpo de su hermano, fallecido durante la batalla del día anterior, para poder darle sepultura de acuerdo a los ritos de su fe. Decidida a llevar a cabo la misión que se ha propuesto, se niega a abandonar aquel inhóspito lugar. Los soldados, exhaustos y tensos, irán tomando diversas posturas respecto de la extraña desconocida.

18 de mayo: Mujeres, de Mihail Sebastian.
Como si de una peculiar crónica sentimental se tratara, Mujeres (1933), primera novela del genial Mihail Sebastian, relata las aventuras protagonizadas —o presenciadas— por un joven médico en cuatro etapas diferentes de su vida. Historias de conquistas y separaciones, de reencuentros y de partidas, que dejan en el lector el sabor metálico y agreste de las pasiones equivocadas, y la certeza de que el amor es algo voluble, desordenado y agridulce que nada tiene que ver con el destino. Díscolas o sumisas, temperamentales o burguesas, las mujeres que jalonan la vida del joven doctor Stefan Valeriu son, sin duda, inolvidables.



15 de junio: El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad.
El libro cuenta el viaje que el protagonista, Marlow, hace a través del río Congo en busca de Kurtz, el jefe de una explotación de marfil que al parecer ha cruzado la débil línea de sombra que separa el bien del mal y se ha entregado con placer a las más terribles atrocidades. Reflejo de las desastrosas consecuencias del imperialismo y de las posibilidades del mal, El corazón de las tinieblas se ha leído a veces como un texto casi profético de los horrores del siglo XX.




 
Grupo II - “Leer juntos a los clásicos” (VI curso)

22 de octubre: El Banquete, de Platón.
Entre la reflexión filosófica y la teoría psicológica, Platón (c. 427 - 347 a. C.) nos ofrece con El Banquete una brillante y elaborada exposición de su teoría de los afectos. El diálogo, perteneciente al período de madurez, en el que el filósofo ateniense se interesa por la esencia ontológica de diversas ideas, presenta una estructura sencilla. A través de seis discursos que encuentran su eje en este sentimiento, el autor desmenuza sus múltiples facetas: la naturaleza divina de Eros, sus diversas formas y manifestaciones, sus designios y anhelos, o su incidencia en la vida humana.


19 de noviembre: El cantar de Roldán.
Resultado excepcional de una larga tradición de la que solo tenemos noticias indirectas, El cantar de Roldán es la más perfecta epopeya del ciclo carolingio. Si bien el núcleo histórico del relato lo constituye un pequeño combate de retaguardia librado por las tropas de Carlomagno al regresar de una expedición fallida en la Península Ibérica, la obra, en cambio, suscitó desde muy temprano traducciones y recreaciones, alcanzando una extraordinaria repercusión directa e indirecta tanto en el espacio como en el tiempo no solo en la tradición literaria, sino también en la iconografía y el folclore. Junto a los valores propiamente literarios de este canto épico, otra dimensión atractiva de la leyenda es que traza un maravilloso cuadro de la Alta Edad Media, con sus virtudes de valentía, de honor, de lealtad y de grave y profunda religiosidad.

17 de diciembre: El rey Lear, de William Shakespeare.
El rey Lear es el mayor logro de Shakespeare y una de las obras más radicales que ha dado la literatura occidental. Lear es un viejo rey que decide de pronto dividir su reino entre sus tres hijas pidiéndoles a cambio que le expresen su grado de amor. Goneril y Regan se deshacen hipócritamente en halagos y Cordelia, la pequeña y favorita, contesta que no dirá nada, una respuesta que desata la furia de su padre y el principio de un viaje hasta lo más hondo de la condición humana. Desnudo ante el mundo, Lear se verá despojado de sus dominios, de su autoridad, de su cordura y de lo que más ha querido. Nada hay en esta obra que no sea interrogado.


21 de enero: Insolación, de Emilia Pardo Bazán.
Fue en su época (1889) una novela escandalosa. El tema se consideraba escabroso y, por añadidura, en ella se ventilaban asuntos como el de la distinta moral sexual para hombres y mujeres. Clarín había sentenciado la novela en sus ‘Paliques’: “antipático poema de una jamona atrasada de caricias”, y Pereda había dicho en ‘El Imparcial’ que los protagonistas de Insolación vivían amancebados a la vista del lector, con minuciosos pormenores sobre su manera de pecar. La crítica ha destacado lo que ya en su tiempo algunos entrevieron: el magnífico estudio psicológico del personaje femenino y la calidad literaria de la obra.



18 de febrero: Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi.
Lisboa, 1938. La opresiva dictadura de Salazar, el furor de la guerra civil española llamando a la puerta, al fondo el fascismo italiano. En esta Europa recorrida por el virulento fantasma de los totalitarismos, Pereira, un periodista dedicado durante toda su vida a la sección de sucesos, recibe el encargo de dirigir la página cultural de un mediocre periódico. Pereira tiene un sentido un tanto fúnebre de la cultura y prefiere la literatura del pasado. Necesitado de un colaborador, contacta con el joven Monteiro Rossi. Y la intensa relación que se establece entre el viejo periodista, Monteiro y su novia Marta cristalizará en una crisis personal, una maduración interior y una dolorosa toma de conciencia que transformará profundamente la vida de Pereira.


24 de marzo: La carretera, de Cormac McCarthy.
La carretera transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. Un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él. Rodeados de un paisaje baldío, amenazados por bandas de caníbales, empujando un carrito de la compra donde guardan sus escasas pertenencias, recorren los lugares donde el padre pasó una infancia recordada a veces en forma de breves bocetos del paraíso perdido, y avanzan hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío «capaz de romper las rocas». Una demoledora fábula sobre el futuro del ser humano, ganadora del Premio Pulitzer 2007. 


28 de abril: El pabellón de oro, de Yukio Mishima.
Mizoguchi es un joven poco agraciado, lo que le ha convertido en solitario, taciturno y acomplejado: el mal y lo trágico invaden sus pensamientos. Su única fascinación es el pabellón de oro de Kioto del que su padre, monje budista, le ha hablado que es la encarnación de la suprema belleza. Tras su muerte, Mizoguchi entra como novicio en dicho templo. Se pasa el tiempo admirándolo: es su único objeto de deseo, su obsesión. Pero cuando despierta en él la sensualidad, esta belleza suprema se va a interponer en sus relaciones amorosas, le va a impedir tener otras admiraciones o afectos; se va a convertir en un obstáculo para la vida de verdad. Solo su destrucción le puede liberar. Su amistad compartida entre el amable Tsurukawa y el mefistofélico Kashiwagi, y sus desencuentros con el superior, Tayama Dosen, precipitarán los hechos. El pabellón de oro es una novela en la que el elemento principal es la belleza y su destrucción, la vida y la muerte, eros y tánatos; nihilismo y aceptar lo irremediable, reflejo de aquel Japón, ante los ojos de Mishima, decadente y humillado tras la guerra. 

26 de mayo: Cine en el instituto: Mishima: una vida en cuatro capítulos (dir. Paul Schrader, 1985). 120 min.
Producida por Coppola y Lucas, Mishima es un retrato biográfico del consagrado autor japonés Yukio Mishima. La película investiga la inquietud interior y las contradicciones de un hombre que trató de alcanzar una imposible armonía entre sí mismo, el arte y la sociedad. La trama se centra en el día en que Mishima conmocionó al mundo, al hacerse en público el seppuku o harakiri (25 de noviembre de 1970), en el Cuartel General del Ejército. El relato está salpicado de flashbacks para contar diversos episodios de su infancia, sus comienzos como escritor, el posterior triunfo profesional, su transformación en estrella mediática, sus obsesiones por la belleza física y sus ambiguos gustos sexuales, así como la creación de la "Sociedad del Escudo". Los diversos episodios (1. La belleza; 2. Arte; 3. Acción; 4. Armonía de la pluma y la espada) evocan asimismo estilizados fragmentos de sus obras de ficción más reputadas (El pabellón de oro, La casa de Kyoto y Caballos desbocados). La fotografía de John Bailey, los exquisitos decorados y vestuario de Eiko Ishioka y la inolvidable banda sonora de Philip Glass (premiados todos ellos en el Festival de Cannes 1985) convierten el film en un homenaje a los ideales e inquietudes de Mishima y, además, en un audaz trabajo de investigación sobre el arte. (Filmaffinity)