EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL IES "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


jueves, 31 de mayo de 2018

'Billy Elliot', de Melvin Burgess


Ficha bibliográfica
Título: Billy Elliot
Autor: Melvin Burgess
Editorial: SM (Colección “El barco de vapor”)
Año de edición: 2017 (1ª edición, 2002)
Número de páginas: 211.
Presentación
Género: novela juvenil
Subgénero: realista
Público al que va dirigido: a partir de 10 años
Autor
Melvin Burgess nació en Londres en 1954. Al acabar la escuela hizo prácticas para ser periodista, pero luego tuvo numerosos y variados trabajos, la mayoría en la construcción. Empezó a escribir a los 20 años. Después de quince años publicó su primer trabajo llamado El llanto del lobo (The Cry of the Wolf). También escribió la novela Junk por la que fue reconocido con los premios Guardian Award y Carnegie Medal. En España es conocido por su adaptación del guion de la película Billy Elliot a novela.
Melvin Burgess
Personajes
Billy es el personaje principal de la historia y no es como todos los chicos; en vez del boxeo le gusta bailar.
Jackie (padre) es muy malhumorado ya que es viudo y le va mal el trabajo, pero es el personaje que sufre un mayor cambio.
Tony (hermano), personaje que denomina a su hermano “marica” y se opone a que Billy siga bailando.
Sra. Wilkinson (maestra) es una mujer de mediana edad con escasas ambiciones profesionales que percibe la atracción de Billy hacia el baile y, tras algo de escepticismo, decide darle clases a escondidas de su padre y su hermano.

Fotograma de la película Billy Elliot (2000), dirigida por Stephen Daldry
Espacio y tiempo
La historia se desarrolla entre los años 1984-1985 durante la huelga minera en Reino Unido que fue masiva entre los mineros británicos y que paralizó en gran medida la industria del carbón de ese país.
Argumento
La historia trata sobre Billy Elliot, un niño de 11 años cuya familia es pobre ya que su padre y su hermano mayor están en huelga de trabajo. Su padre, Jackie, y su hermano Tony trabajan en las minas de carbón en Inglaterra. Su padre lo apunta a boxeo, pero Billy no es muy habilidoso. Él ve a las chicas bailar ballet y se mete en la clase a probar y le gusta porque a él le encanta bailar. Él intenta luchar por su sueño, a pesar de los prejuicios sociales, con la ayuda de la Sra. Wilkinson. Aunque su padre al principio no le apoya, acabará por cambiar y ayudarle.
Valoración personal
Me ha gustado porque cada capítulo está contado por un personaje de la historia y, aparte, porque es uno de los pocos libros que he visto que esté basado en el guion original de la película.
Recomendaciones
Lo recomiendo a los lectores que busquen historias con mensaje y que les guste disfrutar de un buen argumento.
Jaime Martínez Álvarez, 2º ESO C

martes, 29 de mayo de 2018

'Momo', de Michael Ende


FICHA BIBLIOGRÁFICA
Título: Momo
Autor: Michael Ende
Editado por Clásicos Alfaguara, Barcelona 2015
Primera reimpresión: enero de 2017
317 páginas
PRESENTACIÓN
Pertenece al género de la novela de fantasía, ya que presenta a unos seres que se apoderan del tiempo de los humanos.
El libro va dirigido al público infantil y también al juvenil, aunque la protagonista principal sea una niña.
EL AUTOR
Michael Ende nació el 12 de noviembre de 1929 en Baviera (Alemania) y falleció el 28 de agosto de 1995 en Württemberg (Alemania). Fue un escritor de literatura fantástica para niños. Sus obras más conocidas son La historia interminable, Momo y Jim Botón y Lucas el maquinista. Comenzó a escribir relatos de corte infantil y juvenil a principios de los años 50. También trabajó como actor, guionista de espectáculos de cabaret y como escritor de críticas cinematográficas.
PERSONAJES
Momo (protagonista): niña huérfana que vive en un anfiteatro y que va haciendo cada vez más amigos. Siempre está con sus mejores amigos, Beppo y Gigi.
Beppo Barrendero: uno de los mejores amigos de Momo. Nunca se quiere separar de ella. Trabaja de barrendero.
Gigi Cicerone: otro de sus mejores amigos, tampoco se quiere separar de Momo. Trabaja de guía del anfiteatro.
Los Hombres Grises (antagonistas): son el mal, un tipo de “mafia” que se encarga de convencer a los humanos de que les entreguen su tiempo.
Casiopea: es la tortuga que conduce a Momo hasta el maestro Hora. Ella puede adivinar en treinta minutos el futuro.
El Maestro Hora: es la persona que ayuda a Momo para poder expulsar y derrotar a los hombres grises.
ESPACIO Y TIEMPO
La historia transcurre en una ciudad italiana (no especifica dónde) y en el anfiteatro que se encuentra en un bosque a las afueras de la ciudad.
ARGUMENTO
Momo es una niña que vive en las ruinas de un pequeño anfiteatro, alejada de una gran ciudad. Momo es una niña feliz, buena, cariñosa con muchos amigos y que tiene una gran virtud: la de saber escuchar. Por eso, es una persona a la que mucha gente acude para hablar, jugar o contarle sus penas, ya que ella es capaz de encontrar una solución para todos los problemas.
Sin embargo, llegan los Hombres Grises, que son unos extraños seres que viven “parasitando” el tiempo de la gente, y convencen a la ciudad para que les entregue su tiempo.
Momo, por su singular personalidad, será el principal obstáculo para los Hombres Grises, de modo que se intentarán deshacer de ella, pero esta, con la ayuda de una tortuga (Casiopea) y un extraño Dueño del Tiempo (El Maestro Hora), se las arreglará para salvar a sus amigos y devolver la normalidad a su ciudad, acabando con estos Hombres.
VALORACIÓN PERSONAL
Este libro me ha gustado mucho porque se me hizo amena la lectura y no fue muy complicada. Se lo recomiendo a lectores de mi edad porque tiene una historia fácil de entender.
Román Vela Julián – 2º ESO A

domingo, 27 de mayo de 2018

"Para decir por fin la primavera...", de Vicente Valero





     LA SUBIDA

           [FRAGMENTOS]


Para decir por fin la primavera,
para decirla toda enteramente,
por fin y hasta el final,
a solas -y ahora ya con esta luz
nueva en el bosque:
luz llena de caminos invisibles,
de claros con sentido-,
subo hasta aquí en silencio cada día,
subo sin más, acudo
siempre y con sed a donde deseaba,
te vengo a ver a ti,
árbol azul y fuerte, sin descanso,
para decir que yo la he visto, entera,
la primavera toda,
que la conozco de verdad,
árbol lleno de estrellas muchas veces,
o que me llama sin saberlo,
con sus palabras húmedas,
lentamente...

[...]

Para decir que sí, que yo la he visto,
la primavera entera, de verdad,
llena de nuevas claridades, rojos
abiertos, llena de amarillos,
de extraños amarillos casi verdes,
subo hasta aquí en silencio,
hasta llegar a ti, árbol del bosque,
árbol que estás (me digo)
siempre allá arriba, en el reflejo
total y cíclico del sol,
en la llanura azul del cielo,
pero mirando al mar. (Sé que oyes olas
en ti, y el mar oye las tuyas,
las olas de tus ramas,
cuando el aire las trae, las lleva y las extiende,
en paz y sin descanso,
solo y despacio, cada día,
siempre desde el principio y porque sí ...)
Para decir la primavera,
para decirla toda, muchas veces,
subo entonces por fin: tomo el camino
también azul y fuerte 
de los acantilados. Y escucho en mi subir
una respiración que reconozco,
el aire sin final de lo que viene: luz
de la tarde bañando los almendros,
mostrando abiertamente
toda la plenitud de su caída.
Saludaré al asfódelo primero
y seguiré seguro mi camino hacia el árbol
transparente y fecundo,
hacia el árbol que sé, que yo recuerdo,
siempre lleno de estrellas,
porque es el árbol siempre que está arriba.
Todo lo que hay en él me pertenece:
ramas, cortezas, animales, frutos,
muerte y resurrección,
principalmente las raíces,
pero también el sol de mediodía
que lo calcinará... No me detengo
hasta llegar a él,
aunque me asomo muchas veces
a nuevos precipicios,
voy buscando una altura, un horizonte
oscuro y vertical que me recuerde
la salida primera,
la que yo digo andando todavía
hacia el bosque total,
y la palabra que vuela por el aire
y ya no vuelve.

            De Libro de los trazados, 2005


Cinco partes, cinco poemas largos y unitarios, conforman el Libro de los trazados, una obra en la que confluyen el romanticismo, el simbolismo y la mística para dibujar magistralmente el trayecto de un aprendizaje y una aceptación. El libro se inicia con "La subida", un ascenso por el bosque persiguiendo aprehender la celebración que es la primavera, en una reinterpretación de la misma como estación última, como conquista final. Se trata de una escalada real, pero también de una progresión simbólica, espiritual.  La segunda parte, "Taller de paisajistas", esconde bajo sus lecciones de pintura toda una poética: cómo el arte consigue acceder a los secretos de la naturaleza. La tercera composición, "Curva en el camino del bosque" es una elegía por la hermana muerta y una reflexión sobre el dolor, en ella el recorrido por la naturaleza es también una forma de consuelo. En "Voces para una danza infinita" se produce una identificación panteísta entre el alma y la naturaleza, representada por la noche y la lluvia. "El río", la última parte, le descubre al sujeto una aceptación y la sabiduría, entre la desolación y la promesa.

De "La subida", un poema de casi 400 versos, ha escrito Francisco Díaz de Castro en El Cultural (16/06/2005):
"La subida", mi preferido, es uno de esos raros poemas alcanzados por la gracia poética, que no necesitan raras invenciones ni hermetismos para decirnos la grandeza de nuestra limitación y transmitirnos, al tiempo, la grandeza de seguir, aquí y ahora. La grandeza de ese ascenso hasta la cumbre de los acantilados por el camino del bosque, constelado de aromas, sonidos, colores y presencias, presenta al paseante solitario en pos de su  decir mejor la primavera como culminación, como estación última, si no total -el mejor Juan Ramón Jiménez no anda lejos de estos versos-, de un diálogo interminable con el árbol, el pájaro, la flor, el mar, el cielo, la altura y el abismo, símbolos sencillos de una materialidad que, para el poeta, exige perseguir la trascendencia, "lo que existe después de lo que existe", "el lugar de la palabra sí" y de su secreto sacrificio, "la salida transparente". Poema memorable, que vale, casi, por toda una trayectoria.

Entrada relacionada: