EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


miércoles, 14 de enero de 2015

Los mejores libros de 2014: narrativa traducida al castellano

Estos son algunos de los libros de narrativa traducida al castellano considerados por la crítica especializada como los mejores publicados en nuestro país durante el año 2014.

Un hombre enamorado (Mi lucha II),  de Kart Ove Knausgard. Anagrama

De ser hijo a ser padre. Éste es el paso del autor en la segunda parte de las seis que conforman Mi lucha, esa inmensa novela autobiográfica que la crítica ha descrito como «un proyecto demencial que sólo los verdaderos genios pueden alcanzar». Karl Ove deja a su mujer y se marcha a Estocolmo. Allí se hace amigo de Geir, otro noruego, intelectual y fanático del boxeo. Y vuelve a encontrarse con Linda, una poeta que le había fascinado en un encuentro de escritores, y que será su segunda mujer. Su mundo cambia mientras él escribe y cuenta cómo es volverse a enamorar, los goces y los engorros de la paternidad, la necesidad de escribir, la cotidianeidad de la vida en familia o el cómico fracaso de sus vacaciones, la humillación de las clases de preparación al parto, las peleas con los vecinos... Knausgård escribe con una veracidad punzante sobre los instantes que componen una vida, la de un hombre que anhela con igual intensidad la soledad y el amor.

(Seleccionado por El País, El Periódico, Qué leer)

El jilguero, de Donna Tartt. Lumen

Una novela de iniciación a la vida que tiene el ritmo de un thriller.  En Ámsterdam, Theo Decker lleva más de una semana encerrado en una habitación de hotel, fumando sin parar, bebiendo vodka y masticando miedo. Es un hombre joven, pero su historia es larga y ni él sabe bien por qué ha llegado hasta aquí. Todo empezó con una explosión en el Metropolitan Museum hace unos diez años y la imagen de un jilguero de plumas doradas, un cuadro espléndido del siglo XVIII que desapareció entre el polvo y los cascotes. Quien se lo llevó es el mismo Theo, un chiquillo entonces, que de pronto se quedó huérfano de madre y se dedicó a desgastar su vida. Todo parecía a punto de acabar, y de la peor de las maneras, en el desierto de Nevada, pero no. Al cabo de un tiempo, otra vez las calles de Manhattan, una pequeña tienda de anticuario y un bulto sospechoso que ahora va pasando de mano en mano hasta llegar a Holanda. ¿Cómo acabará todo? Esto está en manos del talento de Donna Tartt, que ha puesto al día las reglas de los grandes maestros del XIX  para escribir El jilguero, probablemente el primer clásico del siglo XXI.

(Seleccionado por ABC, eldiario.es, El Periódico,  Qué leer)

Todo lo que hay, de James Salter. Salamandra

Tres décadas después de la publicación de su anterior novela, la aparición de Todo lo que hay constituyó el acontecimiento literario del año en Estados Unidos. Ambientada en las décadas doradas que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, en ella se dan cita los temas, inquietudes y pensamientos que han ocupado a Salter toda su vida, ese afán permanente por capturar los espacios íntimos, evanescentes, que todos albergamos y dejarlos grabados en tinta sobre papel. Tras participar como joven oficial en las batallas navales de Okinawa, Philip Bowman vuelve a casa y, después de pasar por Harvard, consigue un empleo en una pequeña editorial de renombre en Nueva York. En esa época, la edición atañe a un puñado de editoriales en América y Europa que desarrollan su negocio en una frenética actividad social: cócteles, cenas, encuentros en apartamentos de leyenda y conversaciones que se alargan hasta altas horas de la madrugada. En esos ágapes mundanos donde se fraguan acuerdos furtivos y se deciden carreras literarias, Bowman se siente como pez en el agua. Sin embargo, pese a su éxito profesional y a sus infalibles dotes de seductor, el amor duradero parece eludirlo. Cuando finalmente conoce a una mujer que lo fascina, Bowman emprenderá un camino que nunca había pensado transitar.

(Seleccionado por El Cultural de El Mundo,  El Periódico, La Vanguardia y Qué leer)

Niveles de vida, de Julian Barnes. Anagrama

Niveles de vida habla de la aventura de vivir, de los retos imposibles, del amor que todo lo desborda y del dolor de la pérdida. Y lo hace entretejiendo tres piezas independientes. La primera nos habla de los pioneros de la conquista del cielo con los globos aerostáticos y de las iniciales tentativas de fotografías aéreas realizadas por Nadar, aspirando a ser el ojo de Dios. La segunda historia retoma a un personaje de la anterior, el coronel británico Fred Burnaby, bohemio, aventurero y viajero, que murió en Jartum, del que se relata su pasión por la legendaria actriz Sarah Bernhardt. La tercera parte salta en el tiempo del siglo XIX al XX y de las historias ajenas a la propia: la muerte de su esposa. No es la primera vez que Julian Barnes experimenta con las formas literarias. En este caso la ruptura con la narrativa más tradicional está al servicio de una aventura literaria de gran calado: indagar, huyendo del sentimentalismo, en el dolor causado por la pérdida del ser amado, adentrarse con las armas de la gran literatura en el territorio de la aflicción.

(Seleccionado por El Cultural de El Mundo, El Periódico y  La Vanguardia)

Felices los felices, de Yasmina Reza. Anagrama

Relaciones extramatrimoniales, tendencias sadomasoquistas, insatisfacciones sexuales y fantasías consumadas, rupturas, decepciones, y, también, finales felices. En su última novela, Yasmina Reza entreteje con maestría los relatos de las vidas de dieciocho personajes que parecen no tener nada en común. P ero a medida que el lector es hipnotizado por las voces que configuran la trama, irá descubriendo sus inesperadas y sorprendentes interrelaciones. Así, la rutina matrimonial de Pascaline y Lionel Hutner se ve interrumpida cuando descubren que la obsesión de su hijo por Céline Dion se ha vuelto patológica. Y, a su vez, su psiquiatra, Igor Lorrain, vive un apasionado reencuentro con un amor de juventud, Hélène, que está casada con Raoul Barnèche, un jugador de bridge profesional capaz de enfurecerse hasta el punto de comerse una carta...  En esta novela coral la autora francesa abre en canal las almas de sus personajes, que desvelan sus fobias y filias sentimentales y sexuales.

(Seleccionado por eldiario.es y La Vanguardia)

La hierba de las noches, de Patrick Modiano. Anagrama

Jean, el protagonista de la novela, escritor y tal vez álter ego del propio Mediano, reconstruye en su escritura los fragmentos de su juventud, en los años sesenta, capturados en una libreta negra; abre una brecha en el tiempo y describe su deriva por la ciudad recordada, sigue el rastro de los ausentes e intenta resolver el misterio de un pasado lleno de interrogantes. Y traza una ruta, que oscila entre el hoy y el ayer, siguiendo la pista de una turbia historia de tintes policiales –en la que aparece un leitmotiv del universo modianesco, la exploración del pútrido territorio de la Ocupación– pero también el recuerdo de Dannie, un viejo amor.  Ella, junto con los huéspedes del Unic Hôtel, es una de los protagonistas, los perso­najes  «verdaderos» de una trama compleja que el lector irá descubriendo a medida que avanza la novela. Y es entonces cuando la ficción de Modiano revela también su poder para documentar una época, y por sus páginas vemos aparecer a los fantasmas de la turbulenta historia de la Francia poscolonial, con el asunto Ben Barka como oscuro corazón de las tinieblas.

(Seleccionada por El Cultural de El Mundo y  El País)

La fiesta de la insignificancia, de Milan Kundera. Tusquets

Una desenfadada visión del mundo que recoge la esencia de toda la narrativa de Kundera. Proyectar una luz sobre los problemas más serios y a la vez no pronunciar una sola frase seria, estar fascinado por la realidad del mundo contemporáneo y a la vez evitar todo realismo, así es La fiesta de la insignificancia. Quien conozca los libros anteriores de Kundera sabe que no son en absoluto inesperadas en él las ganas de incorporar en una novela algo «no serio». En La inmortalidad, Goethe y Hemingway pasean juntos durante muchos capítulos, charlan y se lo pasan bien. Y en La lentitud, Vera, la esposa del autor, dice a su marido: «Tú me has dicho muchas veces que un día escribirías una novela en la que no habría ninguna palabra seria…Te lo advierto: ve con cuidado: tus enemigos acechan». Pero, en lugar de ir con cuidado, Kundera realiza por fin plenamente en esta novela su viejo sueño estético, que así puede verse como un sorprendente resumen de toda su obra. Menudo resumen. Menudo epílogo. Menuda risa inspirada en nuestra época, que es cómica porque ha perdido todo su sentido del humor.

(Seleccionado por El Cultural de El Mundo, El Periódico y Qué leer)

El nadador en el mar secreto, de William Kotzwinkle. Navona

Un pequeño libro con el más grande de los temas: el nacimiento y la muerte. Decir exactamente lo que pasa sería como parafrasear un poema.



(Seleccionado por Qué leer)


¡Melisande! ¿Qué son los sueños?, de Hillel Halkin. Libros del Asteroide

Nueva York, años cincuenta, dos chicos: Hoo y Ricky, y una chica, Mellie, trabajan juntos en la redacción de la revista literaria de su instituto. La amistad que se forja entre los tres se extenderá a lo largo de los años y condicionará el resto de sus vidas. Hoo, convertido en catedrático de filosofía griega, recuerda su relación con Ricky y con Mellie, y también el trasfondo político y social de la época que les tocó vivir: los coletazos del macarthismo, la liberación de los años sesenta, las protestas contra la guerra de Vietnam. Poco a poco va revelando las razones que le han llevado a escribir la historia de esa amistad, que es en realidad una maravillosa carta de amor a Mellie. Un himno al amor y a la amistad, una invitación al perdón, la sabia mirada de un hombre maduro sobre su vida y sobre aquello que le da sentido. Una de las novelas de amor más extraordinarias de los últimos años que nos habla del poder de la literatura y la memoria.

(Seleccionado por La Vanguardia)

Galveston, de Nic Pizzolatto. Salamandra

El brillante debut como novelista del creador de la serie ''True Detective''. El texano Roy Cody lleva unos años ejerciendo de matón profesional en Nueva Orleans.  Pero el mismo día en que le diagnostican un cáncer avanzado, mientras bebe unos whiskys y sin haber comentado todavía la aciaga noticia con nadie, intuye que su jefe, el poderoso extorsionador Stan Ptitko, quiere quitárselo de encima, y que el trabajo que le acaba de encargar Stan y que debe llevar a cabo esa noche, una de sus rutinarias visitas de intimidación, es una trampa. Violenta y lírica, sórdida y poética, salvaje y conmovedora, Galveston es una extraordinaria novela policíaca al mismo tiempo canónica y heterodoxa, un salto adelante que rompe los moldes del género con una historia trepidante, ambientada en paisajes desolados y protagonizada por personajes que huyen pese a saberse condenados, antihéroes que lo han perdido todo excepto la dignidad. Ambientada entre Nueva Orleans y Galveston, en la costa del este de Texas, esta historia criminal fusiona elementos de autores clásicos como Dashiell Hammett y David Goodis con episodios de violencia extrema digna de Tarantino, se adentra en territorios propios de Cormac McCarthy y propone una indagación de inusual intensidad sobre el alma humana, el destino, la venganza, la redención y las segundas oportunidades.

(Seleccionado por El Periódico y Qué leer)

Nos vemos allá arriba, de Pierre Lemaitre. Salamandra

Galardonada con el Premio Goncourt, ensalzada por los críticos y convertida en un auténtico fenómeno editorial en Francia, esta novela es un emocionante canto a la capacidad de superación del ser humano y, a la vez, un fresco y atrevido retrato de una sociedad descompuesta por uno de los más crueles inventos del hombre: la guerra. En noviembre de 1918, tan sólo unos días antes del armisticio, el teniente d’Aulnay-Pradelle ordena una absurda ofensiva que culminará con los soldados Albert Maillard y Édouard Péricourt gravemente heridos, en un confuso y dramático incidente que ligará sus destinos inexorablemente. Édouard, de familia adinerada y con un talento excepcional para el dibujo, ha sufrido una horrible mutilación y se niega a reencontrarse con su padre y su hermana. Albert, de origen humilde y carácter pusilánime, concilia el sueño abrazado a una cabeza de caballo de cartón y está dispuesto a lo indecible con tal de compensar a Édouard, a quien debe la vida. Y Pradelle, aristócrata venido a menos, cínico y mujeriego, está obsesionado con recuperar su estatus social. De regreso en París, los tres excombatientes se rebelarán contra una realidad que los condena a la miseria y al olvido. En una brillante fusión de literatura popular y alta literatura, Pierre Lemaitre ha creado una trepidante historia que progresa al ritmo de una trama detectivesca.

(Seleccionado por El Cultural de El Mundo, El Periódico y La Vanguardia)


Canciones de amor a quemarropa, Nickolas Butler. Libros del Asteroide


Henry, Lee, Kip y Ronny crecieron juntos en el mismo pueblo de Wisconsin, Little Wing. Amigos desde niños, sus vidas comenzaron de manera similar pero han tomado caminos distintos. Henry se quedó en el pueblo y se casó con su primera novia, mientras que el resto se marchó en busca de algo más: Ronny se convirtió en un vaquero de rodeo, Kip en exitoso agente de bolsa y Lee en una estrella de rock de fama mundial. Cuando se vuelven a reunir en una boda, todos tratan de recuperar su vieja amistad pese a lo mucho que han cambiado. Entre la alegría del encuentro las antiguas rivalidades renacen y los viejos secretos amenazan con destrozar amistades y amores.  Una novela sobre las cosas que importan: el amor y la amistad, el poder de la música y la belleza de la naturaleza. 

(Seleccionado por ABC y El Periódico)

La constelación del perro, Peter Heller. Blakie Books

Uno de los acontecimientos literarios del año según The New York Times, The Guardian, Publishers Weekly, San Francisco Chronicle, Flavourwire... Los humanos casi se han extinguido. Big Hig no está infectado, así que sigue aquí. Intenta mantenerse con vida en un hangar junto a su perro. También con la ayuda de su pequeño avión Cessna y de Bangley, su vecino violento. Y con un libro de poemas, algo de petróleo y cada lata de Coca-Cola que puede conseguir. Su esposa también ha muerto (está tan solo que inventó una constelación para ella). Incluso cuando parece que ya no queda nada, él quiere continuar. Pero sobrevivir ya no es suficiente. Entonces se le presenta la oportunidad de cambiarlo todo, de lanzarse a la búsqueda de lo desconocido para encontrar algo que jamás hubiese imaginado.

(Seleccionado por ABC)

El testamento de María, Colm Tóibín. Lumen

En este relato sobrecogedor Colm Tóibín da voz a María, una mujer desgarrada que, tras la violenta muerte de Jesús, rememora los extraños y convulsos acontecimientos que le han tocado en suerte. Aquí quien habla no es virgen ni diosa, sino una madre judía, ciudadana de un extremo del imperio romano donde aún alientan ritos helénicos, convencida de que su hijo se ha dejado corromper por nefastas influencias políticas. Sola y exiliada, nostálgica de su marido y de una época de calma y seguridad que de pronto quedó destruida por la implicación de Jesús en disturbios, aparentes sanaciones milagrosas y confabulaciones que acabaron con la crucifixión del hombre que había llevado en sus entrañas, María recuerda y habla. 

(Seleccionado por ABC)

Élisa, de Jacques Chauviré. Errata Naturae

Un clásico contemporáneo, uno de los libros preferidos por los libreros y los críticos franceses el año de su publicación: 2003. Se narra en estas páginas bellísimas, con un halo melancólico y un sorprendente final, la historia del primer amor vivido por un niño, con una intensidad singular, sobre el fondo gris de la Primera Guerra Mundial. Un padre muerto en el frente, una madre traumatizada por esa ausencia y una abuela severa conforman la familia de Jacques Ivan, Vanvan, a la que llega Élisa, la dulce criada adolescente. Ella es el mejor antídoto, el único posible, contra la tristeza. «El verde paraíso de los amores infantiles», escribió Baudelaire. La inocencia clara y profunda inspiró este texto único y luminoso, en cuyo azogue se encuentran infancia y vejez, el tiempo iniciático y el tiempo de las despedidas.

(Seleccionado por La Vanguardia)

Sigmaringen, de Pierre Assouline. Navona

"Julius Stein", mayordomo de los príncipes de Hohenzollen y también un fino melómano, es el testigo privilegiado y a la vez el narrador de una singular y trágica aventura. Septiembre de 1944, Adolf Hitler pone a disposición del gobierno colaboracionista de Vichy el monumental castillo de la ilustre familia, situado en la pequeña población alemana de Sigmaringen. El mariscal Pétain y el presidente Laval encabezan un heterogéneo grupo de ministros, milicianos y criados, a los que se han añadido más de dos mil civiles franceses entre los que se encuentra Céline. Sigmaringen se convierte en una diminuta Francia dirigida por un ilusorio gobierno, en el que no faltan las intrigas, ambiciones, envidias y traiciones, todo ello ensombrecido por un un incierto temido destino.

(Seleccionado por La Vanguardia)

Las esposas de Los Álamos, de Tarashea Nesbit. Turner

El inicio de la era atómica puede resultar anecdótico, pero los detalles del proyecto Manhattan, una de las empresas más extrañas y monumentales de la era moderna, son incluso descabellados. Un judío húngaro llega a Estados Unidos y, como no sabe conducir, su primera misión es convencer a alguien de que lo lleve hasta el científico más famoso del mundo. Le trae noticias gravísimas. Una vez recibidas, Albert Einstein decide, junto con su atribulado amigo Leó Szilárd, avisar por carta al presidente Roosevelt: es posible construir una bomba de alcance nunca imaginado, y tal vez los nazis ya se hayan puesto a ello. Decenas de miles de personas acabaron movilizándose para construir ingenios que nadie había probado antes y, aun así, el secreto se mantuvo. Naturalmente, si los mejores físicos del planeta iban a juntarse a imaginar su destrucción, había que fundar para ellos una ciudad que no apareciera en los mapas. Y hasta aquí, la parte más conocida de la historia. Las esposas de Los Álamos es, sin embargo, la reconstrucción imaginaria de lo que no sabemos, contada por un «nosotras» que es la voz de la colmena y el pensamiento popular, pero también de la reflexión: la de unas mujeres jóvenes y cosmopolitas, esposas educadas que venían de Berkeley y de Cambridge, que habían huido de París o solían vivir en Londres.

(Seleccionado por eldiario.es)

El cerebro de Andrew, de E. L. Todorow. Roca

Una brillante nueva novela por el maestro contemporáneo de las letras americanas, autor de Ragtime y La gran marcha. Doctorow nos embarca en un viaje extremo a lo más profundo de la mente de un hombre que es su peor enemigo. Cuando le habla a un interlocutor desconocido, Andrew está pensando, hablando, contándonos la historia de su vida, sus amores y las tragedias que lo han llevado a este momento y lugar concretos. A medida que va confesando y que va quitando capas a su extraña historia, nos vemos forzados a cuestionarnos lo que sabemos de la verdad y la memoria, del cerebro y la mente, la personalidad y el destino, sobre el otro y nosotros mismos. Escrito con profundidad y precisión lírica, esta novela que juega con el suspense y experimentación formal resulta perfecta para nuestros tiempos: divertida, incisiva, escéptica, traviesa y profunda.

 (Seleccionado por La Vanguardia)

Los vivos y los muertos, de Joy Williams. Alpha Decay

En un remoto y árido pueblo de Arizona se producen conexiones mágicas: los vivos desean morir sin acabar de conseguirlo, y los muertos se resisten a desaparecer del todo. Por Los vivos y los muertos deambulan tres huérfanas desarraigadas: Alice, Annabel y Corvus,  que matan el tiempo entre un asilo de ancianos, una exposición de animales disecados y una casa embrujada mientras intentan comprender los mecanismos del terrible aburrimiento que les invade; un padre de familia al que el fantasma de su mujer le sigue atosigando sin poder quitársela de encima; un cazador experto que lo sabe todo sobre matar, pero casi nada sobre vivir, y una larga lista de asombrosos secundarios: una enfermera misántropa, un pianista suicida, una niña prodigio de ocho años,  a través de los cuales comprendemos lo extraordinario de la vida, lo inevitable (e incluso deseable) de la muerte, y el desasosiego que nos sobreviene entre tanto.

(Seleccionado por eldiario.es)

El final de la historia, de Lydia Davis. Alpha Decay

Una obra poderosa y enigmática que profundiza en la capacidad redentora de la creación y que nos empuja a adentrarnos en los oscuros laberintos del amor pasional. "El final de la historia" es la primera novela de Lydia Davis, celebrada autora de tantos relatos breves que pasarán a la historia como los mejores de toda una generación de escritores norteamericanos. La narradora de esta obra, una traductora y académica de mediana edad, está intentando escribir una novela sobre su historia de amor con un hombre doce años más joven que ella al que amó hasta el punto de la obsesión y al que perdió poco después. A través de elipsis magistrales y un gran dominio del tiempo del relato y del juego de la memoria, la narradora de esta historia nos conducirá por los pormenores de su doloroso idilio, convertido, por fin, en la conmovedora novela que tienes en tus manos.

(Seleccionado por  ABC y eldiario.es)

El mundo deslumbrante, de Siri Hustvedt. Anagrama

Harriet Burden fue una personalidad enigmática del arte neoyorquino de los años ochenta y ahora, años después de su muerte, su figura es objeto de una indagación académica. Una indagación detectivesca, porque la personalidad de Harriet es poliédrica, provocadora y desconcertante. Conocida en vida como esposa del poderoso ma rchante Felix Lord, madre de dos hijos, perfecta anfitriona de cenas que reunían a lo más selecto del mundillo cultural neoyorquino y mecenas de jóvenes artistas, Harriet fue, ante todo, una artista ninguneada por su condición de mujer. Y, para denunciar esta situación, puso en marcha un experimento artístico trasgresor, exponiendo su obra a través de tres jóvenes promesas masculinas que se convertirían en sus máscaras. Pero en este  arriesgado juego con la manipulación de la identidad no todo está bajo control, y los egos, los anhelos y las pulsiones sexuales desatarán unas tempestades cuyos resultados escapan al dominio de quien ha puesto en marcha el mecanismo y desembocarán en una muerte ritual y perturbadora. El resultado es  una narración polifónica que, a partir de los diarios de Harriet, los testimonios de quienes la conocieron y las críticas y artículos de la época, reconstruye la personalidad y la radical propuesta estética de esta mujer, su juego de máscaras, falsas identidades y mentiras, para denunciar las mezquindades de quienes manejan los hilos del mercado del arte.

(Seleccionado por  El Periódico y  La Vanguardia)

Ánima, de Wajdi Mouawad.  Destino

Wahhch Debch descubre el cuerpo de su mujer, brutalmente violada y asesinada, en el salón de su casa. Empujado por el dolor, se lanza a la caza del asesino: necesita ver su rostro, pero no por venganza, sino por supervivencia. Durante su odisea a través de América, solo y sin esperanza, brutales recuerdos escondidos en los pliegues de su infancia despiertan poco a poco. Para evocar la parte monstruosa del ser humano, Wajdi Mouawad hace callar al hombre y da voz a los animales: son ellos quienes nos narran la escalofriante búsqueda de la verdadera bestia.Ánima nos lleva por un camino desconocido a un territorio entre el thriller, el western y la tragedia griega, un lugar inhóspito y de una violencia feroz que sin embargo no queremos abandonar y que somos incapaces de olvidar cuando hemos acabado el libro: ese espacio nuevo, amenazante y a la vez redentor de la gran literatura.

(Seleccionado por El Periódico y  La Vanguardia)

Del color de la leche, Nell Leyston. Sexto Piso


Elias Canetti escribió que en las escasas ocasiones en que las personas logran liberarse de las cadenas que las atan suelen, inmediatamente después, quedar sujetas a otras nuevas. Mary, una  niña de quince años que vive con su familia en una granja de la Inglaterra rural de 1830, tiene el pelo del color de la leche y nació con un defecto físico en una pierna, pero logra escapar momentáneamente de su condena familiar cuando es enviada a trabajar como criada para cuidar a la mujer del vicario, que está enferma. Entonces, tiene la oportunidad de aprender a leer y escribir, de dejar de ver «sólo un montón de rayas negras» en los libros. Sin embargo, conforme deja el mundo de las sombras, descubre que las luces pueden resultar incluso más cegadoras, por eso, a Mary solo le queda el poder de contar su historia para tratar de encontrar sosiego en la palabra escrita.

(Elegido Libro del año 2014 por el gremio de libreros de Madrid)

La información sobre las obras está tomada de las contraportadas de los libros o de la páginas Web de las editoriales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario