EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 28 de julio de 2013

" Por qué mi carne no te quiere verbo", de Ana Rossetti

Foto: Josefina López



Por qué mi carne no te quiere verbo,
por qué no te conjuga, por qué no te reparte,
por qué desde la tapia no saltan buganvillas con tus significados
y en miradas de azogue no reverbera el sol dando noti-
cia, ni se destapan cajas con tu música y su claro propósito, y
ningún diccionario ajeno te interpreta.

Por qué, por qué, Amor mío, eres mapa ilegible, flecha des-
orientada, regalo ensimismado en su intacto envoltorio, pala-
bra indivisible que nace y muere en mí.

                             (Ana Rossetti, de Punto Umbrío, 1995)

Ana Rossetti, seudónimo de Ana Bueno de la Peña (San Fernando, Cádiz, 1951), escritora
española que cultiva el teatro, la poesía y la narrativa.  Su producción, caracterizada por el erotismo, el  esteticismo y el culturalismo, se inicia con Los devaneos de Erato (1980, III Premio Gules), libro con el que introduce una nueva propuesta cargada de erotismo, sin olvidar el recurso metalingüístico propio del culturalismo; le siguen Dióscuros (1982),  Misterios de la pasión (1985), Devocionario (1986, Premio Rey Juan Carlos 1985), Yesterday (1988), que marca un punto de inflexión hacia la melancolía; Aquellos duros antiguos (1988);  Punto Umbrío (1995), en el que se pasa del hedonismo y el regocijo de su obra inicial al dramatismo; Pruebas de escritura (1998), Ciudad irrenunciable (1998), Entretiempos (2001), Llenar tu nombre (2008) y El mapa de la espera (2010). 
El poema elegido habla de la insuficiencia del lenguaje: el ser amado, a diferencia de los códigos lingüísticos,   no se puede descomponer en partes que nos permitan entender su complejidad.

Entrada relacionada:


2 comentarios:

  1. ¿Una artista que se resiste a ser poeta?

    ResponderEliminar
  2. En la entrevista dice que un poeta es un artista, pero para referirse a ella prefiere que se utilice el término "poetisa", mejor que el de "poeta", porque es el más tradicional de los dos sustantivos existentes en castellano para designar a las mujeres que escriben poesía.

    ResponderEliminar