EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL IES "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 28 de enero de 2018

"Nómada azotado por malos vientos reinantes", de Miguel Ángel Longás





 Nómada azotado por malos vientos reinantes


He alcanzado el otoño total del pensamiento

Charles Baudelaire


He alcanzado el otoño total del pensamiento
con la melancolía de haber visto caer
del árbol familiar algunas de sus hojas
sometidas al frío vendaval de la vida.
He alcanzado el otoño total del pensamiento
tras haber comprendido que el amor nunca surge
avivando la llama de amores fracasados
una vez reducidos a ceniza sin más.
He alcanzado el otoño total del pensamiento
tras haber encontrado mi lugar en el mundo
donde soy residente que opone resistencia
de nómada azotado por los vientos reinantes.

                De El árbol del corazón, Lastura, 2014

[Seleccionado por María Luisa Mateo para 'Poesía para llevar']

Se ha dicho con acierto que hablar de Miguel Ángel Longás “es hablar de poesía” (Susana Hernández, www.librosyliteratura.es). Y es que en Miguel Ángel la poesía parece ser un vehículo de expresión necesario e inevitable que, nutriéndose de la tradición literaria que tan bien conoce por su formación filológica, le permite componer personalísimos poemas en los que destacan, a partes iguales, sus plásticas imágenes, su maestría en el ritmo y un hondo sentimiento. A todo ello se suma una rica intertextualidad, presente tanto en las citas de variados autores como en el mismo título del poemario al que pertenece “Nómada”: El árbol de corazón (2014), conocido verso de El Estudiante de Salamanca  de Espronceda: “las ilusiones perdidas / son hojas ¡ay! desprendidas / del árbol del corazón”). Otras de sus publicaciones son: Escolios (1997), Fuego inédito (2000), El suelo por las nubes (2008) y La miel de lo visible (2011). En 2008 fue reeditado su poemario breve Evasión hacia el fondo, premio de poesía Ciudad de Zaragoza (1999), en Poemas. XXV concursos Ciudad de Zaragoza (Ayuntamiento de Zaragoza, Zaragoza, 2008). 

Llegado a cierta edad, algunos seres queridos han fallecido o se han alejado, y él ha dejado de intentarlo con el amor. Sabe que el mundo es un lugar hostil y complicado. (Ada Monleón, 2º C)

El poema me evoca tristeza porque se da cuenta de que hay cosas que no ha conseguido pero también aceptación: hay que aceptarse para madurar. (Alex Asensio Boj, 2ºD)

El poeta explica con metáforas cómo se va acabando la vida de lo que él amaba. Yo creo que, aunque intentemos luchar, este es el destino que vamos a vivir todos. (Ignacio Sánchez, 2º D)

Me ha gustado la relación entre el árbol del que van cayendo las hojas y la familia. También la verdad de que el amor, como el fuego, una vez apagado no se puede reavivar (Chris Ardeleanu, 3º A)

El yo de este poema ha abierto los ojos, se ha dado cuenta de la realidad y ha madurado. La vida no es tan bonita pero decide seguir avanzando como nómada que lucha con esa vida. (Inés Pérez, 3º A)

En la madurez y después de tristes acontecimientos, encuentra su lugar en el mundo resistiendo ante la adversidad como un “nómada azotado por los vientos reinantes” (Mingtao Ye, 3º B)

Madura gracias a las experiencias vividas y, desde su lugar en el mundo, sigue luchando (Clara Clemente Marcuello, 3º B)

En el camino de la vida se superan muchos baches y algunas pérdidas dejan un gran vacío. Pero comprendes que el camino hay que recorrerlo a pesar de todo (Andrés Alfaro, 3º C)

El poeta sigue avanzando y oponiendo resistencia a los golpes duros de la vida. Es una persona valiente y luchadora. (Aarón Frontiñán y Mario Moraru, 3º C)

Me gusta la filosofía del poema: que nada te pare, que nada te venza, seguir explorando nuevas oportunidades, luchar por continuar en pie. (Paola Tramullas, 3º C)


























Las fotografías muestran las ilustraciones para el poema realizadas, de forma voluntaria, por alumnos de ESO. A la izquierda, los dibujos de los alumnos de 4º Guillermo Fabián y Marina Abad, y de Ana Calvo, de 3º. A la derecha, junto a la información sobre el autor, la ilustración de Paula Díaz, de 4º.  Todas ellas están expuestas en el vestíbulo del IES Goya. Gracias a todos por vuestra colaboración. Y felicidades, chicos, sois unos artistas.

Entrada relacionada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario