EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


miércoles, 4 de noviembre de 2015

Tres microrrelatos de Ana María Shua



    ¡ARRIAD EL FOQUE!


    ¡Arriad el foque!, ordena el capitán. ¡Arriad el foque!, repite el segundo. ¡Orzad a estribor!, grita el capitán. ¡Orzad a estribor!, repite el segundo. ¡Cuidado con el bauprés!, grita el capitán. ¡El bauprés!, repite el segundo. ¡Abatid el palo de mesana!, grita el capitán. ¡El palo de mesana!, repite el segundo. Entretanto, la tormenta arrecia y los marineros corremos de un lado a otro de la cubierta, desconcertados. Si no encontramos pronto un diccionario nos vamos a pique sin remedio.

               De La sueñera . En Por favor, sea breve. Antología de relatos hiperbreves. Edición de Clara Obligado. Páginas de Espuma, 2001

     
  ROBINSÓN DESAFORTUNADO

   Corro hacia la playa. Si las olas hubieran dejado sobre la arena un pequeño barril de pólvora, aunque estuviese mojada, una navaja, algunos clavos, incluso una colección de pipas o unas simples tablas de madera, yo podría utilizar esos objetos para construir una novela. Qué hacer en cambio con estos párrafos mojados, con estas metáforas cubiertas de lapas y mejillones, con estos restos de otro triste naufragio literario.



       PROGRAMA DE ENTRETENIMIENTO


   Es un programa de juegos por la tele. Los niños se ponen zapatillas de la marca que auspicia el programa. Cada madre debe reconocer a su hijo mirando solamente las piernitas a través de una ventana en el decorado. El país es pobre, los premios son importantes. Los participantes se ponen de acuerdo para ganar siempre. Si alguna madre se equivoca, no lo dice. Después, cada una se lleva al hijo que eligió, aunque no sea el mismo que traía al llegar. Es necesario mantener la farsa largamente porque la empresa controla con visitadoras sociales los hogares de los concursantes. Hay hijos que salen perdiendo, pero a otros el cambio les conviene. También se dice que algunas madres hacen trampa, que se equivocan adrede.

                    De Casa de geishas. En Ojos de Aguja. Antología de microcuentos. Edición de José Díaz. Círculo de Lectores, 2000





Ana María Schoua, conocida como Ana María Shua, es una prestigiosa escritora argentina nacida en Buenos Aires en 1951. Publicó su primer libro, el poemario El sol y yo, con dieciséis años. En 1973 obtuvo el título de Profesora de Letras en la Universidad de Buenos Aires, y dos años después contrajo matrimonio con el arquitecto y fotógrafo Silvio Fabrykant. Juntos marchan a París en 1976 huyendo de la dictadura del general Videla, y regresan a su país en 1977. Durante su estancia en Francia escribe para la revista española 'Almanaque', editada por 'Cambio 16'.
   Ha publicado las novelas Soy paciente (1980, premio de la editorial Losada), Los amores de Laurita (1984, llevada al cine), El libro de los recuerdos (1994, Beca Guggenheim),  La muerte como efecto secundario (1997, Premio Club de los XIII y Premio Municipal de novela) y El peso de la tentación (2007); cinco libros de microrrelatos que le han proporcionado un enorme prestigio: La sueñera (1984), Casa de Geishas (1992), Botánica del caos (2000) y Temporada de fantasmas (2004), reunidos en Cazadores de letras (2009), además de Fenómenos de circo (2011, Premio Nacional en Cuento y Relato); los libros de cuentos Los días de pesca (1981), Viajando se conoce gente (1988), Como una buena madre (2002),  Miedo en el sur (1994, Premio Municipal), reunidos en Que tengas una vida interesante (2009), y la selección Contra el tiempo (2013). Su producción infantil y juvenil ha recibido premios nacionales e internacionales. Sus cuentos y microrrelatos  figuran en numerosas antologías, y algunas de sus obras han sido traducidas a una docena de idiomas. Su novela La muerte como efecto secundario fue incluida  en la relación de las cien mejores novelas  publicadas en castellano en los últimos veinticinco años, elaborada por el Congreso de la Lengua Española celebrado en Cartagena en 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario