EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


lunes, 9 de septiembre de 2013

Los nuevos analfabetos



Día mundial de la alfabetización*

Los nuevos analfabetos

742.400, casi todos ancianos e inmigrantes, no saben leer ni escribir en España.
Los especialistas alertan de la existencia de millones de 'iletrados digitales' en el país.

ANTONIO M. YAGÜE / MADRID

La misma España que asiste como invitada a la última reunión del G-20 y que presume de escolarización universal y obligatoria hasta los 16 años, cuenta con 742.400 personas que no saben leer y escribir, es decir, que los analfabetos son el 1,6% de la población, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero a la a luz de estos datos, que constituyen una "bolsa residual" y descendente, sacados con motivo del Día mundial de la alfabetización, hoy, los expertos plantean que con el auge de las nuevas tecnologías debe revisarse el concepto de analfabetismo y ampliarlo a aquellas personas que no saben moverse en el mundo digital, internet y las redes sociales.
    Los profanos o analfabetos en el conocimiento, la comprensión y manejo del mundo digital serían varios millones. Los sociólogos de la educación no tienen claro dónde marcar la línea. Pero apuntan que en este apartado quizá podrían incluirse de entrada el 20% de los españoles de entre 16 y 74 años que, según el último estudio de Eurostat, no se ha conectado nunca a internet, así como todos aquellos estudiantes españoles de 15 años que en el último informe PISA ocuparon el puesto 14 de 19 países en el acceso y manejo con destreza de la información en la red.

COMO TRAS LA IMPRENTA
Mariano Fernández Enguita, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid, compara los nuevos analfabetos con los que creó la aparición de la imprenta, hace algo más de 500 años, que incluyó a todos los que no sabían leer. "Había libros, pero eran para cuatro. Lo mismo que los ordenadores hace 20 años. Ahora son un medio común y quienes no los manejen pueden llamarse analfabetos digitales", subraya. 
    A pesar de que cada día son más los españoles que no pueden vivir sin internet, una herramienta que a través de sus múltiples soportes ha cambiado radicalmente la forma de comunicarse y relacionarse con los demás, todos los estudios europeos sitúan a España por debajo de la media. Enguita considera que "lo malo no es que esta situación se produzca en las familias y los jóvenes, sino entre los docentes, que son los que deberían salvar esta distancia". 

CONCEPTO SUBJETIVO 
Ramón Fernández Díaz, profesor de ciencias sociales de la Universidad de Extremadura, no lo ve tan claro y advierte de que en el nuevo analfabetismo no puede tenerse solo en cuenta el buen manejo de las últimas tecnologías, sino otros conocimientos. También considera "muy subjetivo" el concepto de analfabeto funcional que suele solaparse con esta definición. "Muchos profesores universitarios mayores -defiende- no sabrían manejar un smartphone, mientras que niños que no saben hacer nada los manejan bien. El analfabeto funcional es el que no sabe desenvolverse para resolver los problemas cotidianos".
     Para el sociólogo Rafael Feito, el analfabetismo en España es "un mal del pasado", como lo demuestra el descenso desde el 2005, año en que el INE lo cifró en 783.000 españoles. Se trata de personas mayores, marginales e inmigrantes, que van bajando según se mueren los primeros y reducen los segundos. El experto advierte de que los inmigrantes con menos formación han sido los primeros en marcharse a causa de la crisis. No obstante, advierte de otra bolsa de personas, que no constan como analfabetos para el INE, formada por jóvenes que abandonaron los estudios para trabajar en la construcción y hoy carecen de titulación y de trabajo, "y no saben ni escribir".
                                          (Publicado en El Periódico, el domingo 8 de septiembre de 2013)

* El Día Mundial de la Alfabetización se celebra el 8 de septiembre.




INFORME DE LA UNESCO

El sur que no escribe

La mayoría de los 774 millones de iletrados que hay en el mundo viven por debajo del ecuador, y dos de cada tres son mujeres.

EL PERIÓDICO  08/09/2013

[...] La Unesco denuncia este año que en el mundo hay 774 millones de personas analfabetas, es decir unas 16 veces la población de España, o casi dos y medio la de Estados Unidos, pero tal vez lo más lamentable es el salto minúsculo, de medio milímetro, en términos de población mundial, que se ha producido con respecto a la estadística del año pasado: escasamente un millón de personas menos. De 775 millones a 774 millones.
     Del 2011 al 2012 se pudo presumir al menos de un salto de, en esos mismos términos, medio centímetro, de 793 millones a 775 millones. Siempre según la Unesco, en el 2009 eran 776 millones. La mayor parte de los analfabetos habitan, como es de esperar, algún país del hemisferio sur, y que el analfabetismo es una cuestión de colectivos o porciones de población habitualmente discriminados lo refleja el sesgo escogido este año por el organismo internacional para divulgar sus estadísticas: en esencia, que "las niñas y las mujeres siguen quedando rezagadas". De los 774 millones de personas que no saben leer ni escribir, dos tercios son mujeres, 495 millones, y la proporción es la misma en el segmento del analfabetismo joven: 76 millones sobre 123 millones.

Desarrollo humano
Que en el seno del propio hemisferio sur también hay enormes abismos lo refleja el hecho de que el 71% de esos 76 millones de mujeres jóvenes analfabetas están en solo nueve países: India, Pakistán, Nigeria, Etiopía, Bangladesh, República Democrática del Congo, Tanzania, Egipto y Burkina Faso. Que hay países, además, que parecen uno pero en realidad son dos, al menos desde el punto de vista del desarrollo humano, está elocuentemente reflejado en el caso de la India, economía emergente, tierra de enorme riqueza (y riquezas), donde se concentran casi 30 de esos 76 millones de mujeres. "Aunque la magnitud de la población analfabeta a nivel mundial se va reduciendo --señala la Unesco--, la proporción de mujeres en esta condición ha permanecido prácticamente invariable, del 63% al 64%". La paradoja es que, en general, las niñas muestran una tendencia más marcada a permanecer en el colegio, así como a obtener mejores resultados una vez que se han incorporado al sistema educativo.
Aspirar a más
El analfabetismo es una tara en sí mismo, pero también un factor que, combinado con otros, produce retraso y pobreza. O, como dice la Unesco: "Las tasas de alfabetización son un componente del Índice de Desarrollo Humano, y la distribución del analfabetismo en el mundo coincide estrechamente con el de la pobreza".
También con motivo del Día Internacional de la Alfabetización, Misiones Salesianas ha hecho público el dato de que la pobreza en el mundo se reduciría un 12% si todos los estudiantes de los países en vías de desarrollo salieran del colegio sabiendo leer y escribir. Una persona educada -señalan estos misioneros modernos, cuyo principal objetivo es precisamente la educación de niños y jóvenes en los países desfavorecidos- "cambiará sus hábitos de higiene y de alimentación, querrá un mejor trabajo, conocerá sus derechos y no permitirá que abusen ni de él ni de su familia".
Una última cifra: según la Unesco, harían falta unos 20.000 millones de euros a lo largo de toda una década para reducir a la mitad los actuales índices de analfabetismo. Harían falta o bastarían, según se vea; y según quién lo vea, sobre todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario