EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 23 de enero de 2011

"Sólo ante el hombre", de Ángela de la Figuera


Sólo ante el hombre

Sí, yo me inclinaría
ante el definitivo contorno de los lirios.

Sí, yo me extasiaría
con el trino del pájaro.

Sí, yo dilataría
mis ojos sobre el mar y la montaña.

Sí, yo suspendería
el soplo de mi pecho ante un arcángel.

Sí, yo me inclinaría
ante la faz de Dios, tocando el polvo,
si con su mano convocara el trueno.

Pero sólo ante el hombre, hijo del hombre,
reo de origen, ciego, maniatado,
los pies clavados y la espalda herida,
sucio de llanto y de sudor, impuro,
comiéndose, gastándose, pecando
setenta veces siete cada día,
sólo ante el hombre me comprendo y mido
mi altura por su altura y reconozco
su sangre por mis venas y le entrego
mi vaso de esperanza, y le bendigo,
y junto a él me pongo y le acompaño.

(Ángela de la Figuera, de Belleza cruel)


Ángela de la Figuera (1902-1984), poeta española perteneciente a la primera generación de posguerra, publicó, entre otras, las siguientes obras poéticas: Mujer de barro (1948), Vencida por el Ángel (1950), El grito inútil (1952), Los días duros ( 1953) y Belleza cruel (1958). Su obra se adscribe a la llamada poesía desarraigada, aquella que muestra su disconformidad con el mundo circundante, su desasosiego existencial y los primeros indicios de protesta social y política.



No hay comentarios:

Publicar un comentario