EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


martes, 10 de enero de 2012

"Cuentos españoles de terror"



Cuentos españoles de terror. Selección de Vicente Muñoz Puelles e ilustraciones de Enrique Flores. Madrid, 2010. Oxford, col. Clásicos adaptados, 300 páginas.

Este libro consta de siete cuentos clásicos adaptados, siete breves relatos de terror de la literatura española del siglo XIX y parte del XX.
La antología recoge los siguientes cuentos de terror:
  • La pata de palo, de José de Espronceda, cuenta "el caso más espantable y prodigioso que buenamente imaginarse puede, un caso que hará erizar el cabello, horripilarse las carnes, pasmar el ánimo y acobardar el corazón más intrépido", como dice al empezar.
  • La cruz del diablo, de Gustavo Adolfo Bécquer. Esta leyenda, ambientada en un pueblo de Lleida, cuenta que un hombre, apodado “el señor del Segre”, habitaba en un castillo situado en ese pueblo, y era tan cruel que era temido por todos, pero misteriosamente desaparece.
  • La mujer alta, de Pedro Antonio de Alarcón. Este relato narra la historia de la obsesión por las mujeres altas, delgadas y entradas en años que sufre el amigo del narrador; el cual estaba convencido de que esa mujer era la misma Parca.
  • La resucitada, de Emilia Pardo Bazán. Cuenta, como en muchas otras historias de terror clásicas, el entierro prematuro. Trata de una mujer que despierta y se encuentra dentro del ataúd pero consigue escapar y vuelve con su familia. A partir de entonces, nadie confía en ella, porque, como ella misma lee en los ojos de todos sus familiares, todos piensan: "De donde tú has vuelto no se vuelve…".
  • El sueño de un reo de muerte, de Armando Palacio Valdés. Trata sobre la costumbre de las personas de acudir a ver ejecuciones. El protagonista sueña que se encamina a su propia ejecución pero nadie acude a verlo y agradece a la gente que haya renunciado a la curiosidad de verlo morir.
  • Tristán el sepulturero, de Vicente Blasco Ibáñez. Cuenta que Tristán jura haber visto noche tras noche a su difunta esposa aparecerse en espíritu, y su compañero lo reta a acudir al cementerio a pesar de ser la noche de Todos los Santos; lo cual no fue buena idea.
  • La sima, de Pío Baroja. Esta obra es una crítica de cómo la superstición de la gente se antepone a la honradez y solidaridad.
Mi opinión es que estas obras literarias de terror, a pesar de no ser actuales, te hacen replantearte los temas del espiritismo, de los sueños que se confunden con la realidad y de las apariciones desde el más allá. Recomiendo este libro a todos los que disfrutan con el terror; la sensación de miedo es agradable, porque sabemos que al cerrar el libro cesará.

                                              Ariadna Ferrer, 3ºESO, Grupo B


3 comentarios:

  1. Interesante, soy nueva en esta pagina, desde hoy comenzare a leer sus hisotorias, me gusta mucho la literatura y leer libros y me gusta mucho escribir. Es mi pasion

    ResponderEliminar
  2. podrias ampliar un poco mas el resumen esta muy pobre porfavor....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar