EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


miércoles, 28 de abril de 2010

"El Círculo Hermético", de Fernando Lalana


Fernando Lalana, El Círculo Hermético. San Pablo. Madrid, 2009, 552 páginas.

    En un palacete del casco viejo de Zaragoza se acaba de encontrar un cadáver, el del profesor Celíades Montorio. Ha sido desnudado y le han clavado un compás en el ojo. Esto es sólo la punta del iceberg de un gran misterio que el inspector de policía Bareta y su joven ahijado Nicolás, un chaval en plena adolescencia con problemas amorosos, deberán resolver. Juntos descubrirán que Celíades era miembro de una sociedad dedicada a la recopilación de información sobre personajes históricos, y que en el misterio están involucrados personajes tan antiguos como Juanelo Turriano, relojero de la corte, y el artífice de El Escorial, Juan de Herrera. Los investigadores acabarán sumergidos en una emocionante trama en la que conocerán a las más extravagantes personalidades, inspeccionarán criptas ocultas y serán atacados por los Lucran, una enigmática y antiquísima comunidad. Realmente, una asombrosa historia llena de intriga.



Víctor Ballarín Aguarón, 3º ESO C

lunes, 26 de abril de 2010

"Se esconde la ciudad bajo sus piedras", de Juan Salido-Vico

"Sombras sin cuerpo quieren ser las hiedras..."


                       FATUM

Se esconde la ciudad bajo sus piedras.
Ondea algún cartel casi arrancado.
Sombras sin cuerpo quieren ser las hiedras
de un recuerdo encalado. El humo helado

que fumas o te fuma mientras medras
por los afluentes de la noche, el fado
que tratas de cantar cuando te arredras,
los males que jamás has espantado,

los ecos que conmueven tu esqueleto
sin rozar el oído, no rechazan
ser formas de tu ausencia, tu secreto

ya sin ti, signos muertos que atenazan
tu voz al alcanzar el parapeto.
Sobre el río, las luces te amenazan.

(Juan Salido-Vico, de Gozne)

[Selección de Celia Fumanal, 1º Bach. D)



Juan Salido-Vico (Badalona, 1975) recibió el Premio Arcipreste de Hita con Víspera de ayer (2005), su primer poemario, y un accésit en el XXVI Concurso de Poesía Ciudad de Zaragoza con el cuaderno Gozne (2009).


domingo, 18 de abril de 2010

"Me pedís palabras que consuelan", de Chantal Maillard

Schiele, "Casa con ropa tendida"



Me pedís palabras que consuelan,

palabras que os confirmen
vuestras ansias profundas
y os libren
de angustias permanentes.
Pero yo ya no tengo
palabras de ese género.
Aceptad mi silencio: lo mejor
de mí. Huid del soplo que pronuncia,
en mi boca,
la amarga condición de lo humano.
Y, entretanto, dejadme contemplar
el vuelo de la ropa
tendida en las ventanas.


                (Chantal Maillard, Hilos)


Chantal Maillard (Bruselas, 1951), nacionalizada española desde los 17 años, es profesora titular de Estética y Teoría de las Artes en el Departamento de Filosofía de la Universidad de Málaga. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía Semillas para un cuerpo (1987, Premio Leonor de poesía), Hainuwele (1990, Premio Ricardo Molina) , La otra orilla (1990), Poemas a mi muerte (1994, Premio Santa Cruz de La Palma), Conjuros (2001), Lógica borrosa (2002), Matar a Platón (2004, Premio Nacional de Literatura), Hilos (2007, Premio Nacional de la Crítica) y La tierra prometida (2009).

domingo, 11 de abril de 2010

"Indignación", de Philip Roth



Indignación, de Philip Roth.Mondadori, 176 páginas

“…la terrible, la incomprensible manera en que las elecciones más triviales, fortuitas e incluso cómicas, obtienen el resultado más desproporcionado.”
Con esta frase extraída de Indignación podríamos hacernos una idea del argumento de la nueva y magistral novela de Philip Roth. Pero sería una idea equivocada, o incompleta, porque todas las obras de este escritor norteamericano de origen judío, el más galardonado de los últimos años, tienen otra lectura, tocan otros aspectos, y ésta no es la excepción. Una vez más, y desde un original punto de vista, el escritor nos enfrenta a la hipócrita sociedad norteamericana conservadora y religiosa, aferrada a la tradición y que castiga severamente la desviación del camino trazado, los comportamientos individuales y antigregarios, las ideas que considera revolucionarias… En el marco de la guerra de Corea, y durante los primeros años de la guerra fría, el protagonista, un adolescente judío de clase media, se enfrenta, huyendo del obsesivo control paterno, a sus primeros años en la Universidad, al miedo a la movilización para luchar en la guerra y a la más que posible muerte en combate, a sus primeros compañeros con los que no congenia, a la autoridad estricta y reaccionaria del decano y a sus primeros escarceos sexuales. Y al igual que en muchas otras de sus obras, Roth nos muestra, utilizando toda su maestría, su humor y su buen hacer como escritor, cómo esa porción de espacio y tiempo dentro de la que nos toca vivir llamada Historia, no es en absoluto ajena a nuestras historias personales, sino que actúa como motor desencadenante de nuestros destinos, tejiendo sutilmente una serie de malentendidos o, si se prefiere, presunciones equivocadas que arrastrarán a nuestro protagonista hasta un final trágico y previsible.
Una novela que vale la pena no perderse.

                      Juan Manuel López Gallardo, profesor de Física y Química

"Te deseo, amor mío, igual que se desea", de María Pilar Martínez Barca


Te deseo, amor mío, igual que se desea
la luz en la mañana,
el aire para el pájaro,
o el descanso en la noche.
Te deseo, indefensa, como desea el niño
la piel cálida y tersa de la madre,
la leche de su luna, una caricia.
Te deseo mi amor, cada vez que entresueño
la seda de tus labios por mi vientre
mi mano en tu cabello,
tu cuerpo despertándome.
Te deseo tan hondo, tan adentro
que me estremezco toda en hojas frágiles,
manantial de por sueño y de por vida.
Te deseo en la noche sin ribera,
y aquí en la madrugada,
para otro hermoso día donde amarnos.
Te deseo, amor mío, en cada luz,
más allá de la espera
y la distancia,
cuando huele ya a lluvia y cercanía.
Te deseo hasta el éxtasis.

(María Pilar Martínez Barca, La manzana o el vértigo)

[Selección de la profesora Elena López Quintana]


María Pilar Martínez Barca (Zaragoza, 1962) ha publicado Epifanía de la luz (1988), Historia de amor en Florencia (1989), Flor de agua (1994, Premio a la Creación Literaria, Ministerio de Cultura), Se está bien aquí. Diario de una amistad (2002), El corazón en vilo (2005) y La manzana o el vértigo (2009).

lunes, 5 de abril de 2010

"El más seguro bien que yo poseo...", de Eloy Sánchez Rosillo

Foto: Josefina López



                TAN DECIDIDAMENTE

El más seguro bien que yo poseo,
el que más me conforta y más estimo,
el más mío tal vez, siendo de todos,
es esta milagrosa luz que tiene
aquí la primavera cuando empieza.
No sabe uno ni de dónde surge
ni de qué modo crece y se abre paso
entre las lobregueces del invierno.
Y es un prodigio verla cómo llega
no poco a poco, sino avasallando
con inconsciente y juvenil arrojo
cuanto encuentra en su avance, hasta que logra
adueñarse del todo y sin remedio
de este lugar del mundo en el que vivo.
No son ya pocas, no, las ocasiones
en que he asistido con perplejidad
a su triunfal advenimiento, pero
nunca aunque se reitere, se transforma
el suceso que digo en mero hábito:
es siempre asombro, primigenio asombro,
esta luz que hasta el fondo nos redime
de la miseria propia y de la ajena,
que nos lava las culpas y nos hace
criaturas que cantan y le oponen
con invencible determinación
su alegría a la muerte.

(Eloy Sánchez Rosillo, La certeza)


Eloy Sánchez Rosillo (Murcia, 1948) ha publicado Maneras de estar solo (Premio Adonais 1977), Páginas de un diario ( 1981), Elegías (1984) , Autorretratos (1989), La vida (1996), La certeza (Premio Nacional de la Crítica 2005 ) y Oír la luz (2008). Las cosas como fueron. Poesía completa, 1974-2003 (2004) recoge todos los títulos de Sánchez Rosilllo, excepto los dos últimos, con correcciones y poemas inéditos.

Entradas relacionadas: