EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 4 de octubre de 2015

Dos poemas de Almudena Guzmán



  

Cogí el vestido que tanto le gusta...


Cogí el vestido que tanto le gusta 
a mi amigo
cogí el vestido y volaron mariposas
y lo enredé en mi pecho
con tres deseos de hiedra.

(A las velas del barco blanco
que no me olviden,
al pájaro que no me cante en la rama
de la flor del dolor
y al agua que mi amigo me llame
cuando lo lave.)


               De Calendario,  Hiperión, 1998


 Si todo esto cambiase...


Si todo esto cambiase,
si me dijera usted, de pronto, que me ama,
yo ni me detendría para hacer la maleta.

Huiría luchando contra el miedo a la costumbre
de su cuerpo.

              De Usted, Hiperión, 1986


Foto: Ignacio Gil
Almudena Guzmán, poeta y periodista española, nació en Navacerrada (Madrid) en 1964. Licenciada en Filología Hispánica, se doctoró con una tesis sobre Francisco de Quevedo. Ha trabajado como redactora y crítica literaria en el diario ABC y en su suplemento cultural.
    Comenzó a escribir poesía cuando era una adolescente y a los diecisiete años publicó su primer libro, Poemas de Lida Sal (1981), con el que obtuvo un Accésit al Premio de Poesía Puerta del Sol. Después vinieron  La playa del olvido (1984, Premio Altair), Usted (1986, Finalista  Único del Premio Hiperión de Poesía), El libro de Tamar (1989, Premio Ciudad de Melilla), Calendario (1998), El príncipe rojo (2005, Premio Internacional de Poesía Claudio Rodríguez*), Zonas comunes (2011, Premio Tiflos) y El jazmín y la noche. Poesía reunida (1981-2011), 2012.
    En su obra poética, calificada como neo-surrealista, utiliza el verso libre y un lenguaje directo y coloquial para tratar de la sensualidad,  del amor y el desamor, pero también de la maldad humana, del sufrimiento y de la situación política y social.
     Sobre la poesía de Almudena Guzmán ha escrito Luis Alberto de Cuenca  en  El jazmín y la noche:
Son sus versos fragmentos de vida palpitante, egagés con la cotidianeidad del ser humano y con su circunstancia, sociales en su más elevado sentido. Solidarios. Bienvenidos, pues, a la agudeza, inteligencia emocional, pericia arquitectónica, sensibilidad, capacidad de sorpresa, ternura, desparpajo y calidad y limpieza de escritura. Esto destila la poesía de Almudena.
Escucha otro poema de la autora:


* Entrada relacionada: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario