EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


miércoles, 18 de febrero de 2015

“El señor de las moscas”, de William Golding



Ficha bibliográfica

Autor: William Golding. Premio Nobel de Literatura en 1983.
Título original: Lord of the Flies (1954)
Género: novela de aventuras, drama, supervivencia.
Editorial: Alianza.
Número de páginas: 250.

Personajes principales

Ralph: Es el líder de la isla en un principio, votado en mayoría por los demás niños. Es un jefe carismático, correcto y sensato, de los chicos mayores de la isla. Tiene el apoyo intelectual de Piggy. Sufre la traición de muchos chicos a lo largo de la narración, pero se mantiene imperturbable y continúa luchando. Desarrolla unos principios y valores morales que en ninguna otra situación hubiera adquirido a esa edad. En alguna ocasión habla de la pérdida de la inocencia y de la infancia, que posiblemente haya causado una maduración prematura de su personalidad.
           
Piggy: Es un chico débil, debido a que lleva gafas y a su obesidad; sin embargo, es el más inteligente de toda la isla. Apoya a Ralph desde el principio de la novela. A primera vista parece inútil, pero gracias a sus gafas consiguen hacer fuego, aunque muchos valoran más sus gafas que a él mismo. En el fondo, Piggy es muy valiente y lo demuestra al final de la obra.
           


Jack: Es el líder del coro de niños, los mayores de la isla, y cuenta con el apoyo incondicional de todos ellos. Ralph los nombra cazadores para proveer de carne a los demás, aunque no consiguen cazar nada hasta muy avanzada la historia. Jack es corpulento, conflictivo y testarudo, y, a raíz de la euforia de la caza, va floreciendo en él un sentimiento violento y de superioridad, el cual es contagiado a alguno de sus colegas cazadores y con el que consigue dominar a los demás.
           
Simon: Es para mí el personaje más enigmático y a la vez entrañable de la novela. Aun siendo marginado por los demás muchachos, es el único que ve al monstruo causante del miedo de los demás a plena luz del día, descubriendo que no es lo que pensaban que era. Sin embargo, no consigue contárselo a nadie, todo por estar en el lugar equivocado en el momento equivocado. Solo Ralph, atando cabos, sospecha de la completamente distinta identidad de la fiera.

Argumento

La novela plantea una situación límite que sufre un grupo de treinta niños en una isla desierta situada en el océano Pacífico. Ha habido un accidente aéreo y no ha sobrevivido ningún adulto capaz de ocuparse de ellos.

Ralph, nada más llegar a la isla, encuentra una caracola y la hace sonar, haciendo que la playa se llene de niños, unos mayores que otros. Entre todos hacen una votación y eligen a Ralph como jefe. En esta obra, la caracola ejerce un papel simbólico importante. Es un pilar fundamental de la democracia que establece Ralph, basada en la razón y la unión de todos lo jóvenes para conseguir un objetivo común, el rescate.
Sin embargo, con el paso del tiempo, la amenaza de una supuesta bestia que habita la isla provoca la división de la comunidad en dos grupos. Algunos chicos se mantienen fieles a Ralph, dispuestos a continuar emitiendo las señales de humo para posibilitar un rescate. En cambio, la mayoría de los chicos mayores se unen a Jack, cuyo único objetivo es alimentarse con carne de caza y matar al monstruo, olvidándose del rescate.

Este último grupo se acaba convirtiendo en una verdadera tribu salvaje, actuando de forma primitiva e impulsiva. Se aíslan en un extremo fortificado de la isla y pasan el tiempo cazando, cantando y bailando. Jack es su jefe y ejerce un poder autoritario y absoluto sobre los demás. ¿Cómo consigue Jack su cargo? Lo que hace es transformar el miedo de los niños en odio, odio hacia el monstruo. Jack es un muchacho valiente y decidido, y les contagia sus ganas de matar, sea lo que sea.
Ralph se acaba quedando solo, abandonado y traicionado por los pocos muchachos que aún le seguían. Incluso pierde la caracola, destruida por los miembros de la tribu. Pero su desgracia no termina aquí, ya que los demás niños le consideran un peligro y le persiguen por toda la isla, como si de un indefenso jabalí se tratara.


Opinión personal

La novela me ha gustado mucho. Es muy fácil de leer y engancha página tras página, hasta el final de la obra. La novela recrea un experimento imaginario muy interesante que se plantea el autor: ¿Qué ocurriría si se dejan treinta niños abandonados a su suerte en una isla desierta? Explica cómo los acontecimientos les van transformando y les decantan por una u otra inclinación moral, más o menos compleja, y cómo se enfrentan la una con la otra.
            Lo que más me ha impactado de la obra es el odio con el que actúan algunos personajes de la novela, ya sea cazando ya enfrentándose con otros niños. También me ha impresionado cómo este odio se transmite de unos a otros y se intensifica según las circunstancias.

Andrés Martín Megino, 4º A - ESO


[Las fotografías proceden de la adaptación cinematográfica que dirigió Harry Hook en 1990]

No hay comentarios:

Publicar un comentario