EL BLOG DE LA BIBLIOTECA DEL I.E.S. "GOYA" DE ZARAGOZA


biblioteca.ies.goya@gmail.com


domingo, 25 de septiembre de 2011

"Soneto insistente", de Eduardo Carranza


Soneto insistente



La cabeza hermosísima caía
del lado de los sueños; el verano
era un jazmín sin bordes y en su mano
como un pañuelo azul flotaba el día.

Y su boca de súbito caía
del lado de los besos; el verano
la tenía en la palma de la mano,
hecha de amor. ¡Oh, qué melancolía!

A orillas de este amor cruzaba un río;
sobre este amor una palmera era:
agua del tiempo y cielo-poesía.

Y el río se llevó todo lo mío;
la mano y el verano y mi palmera
de poesía. ¡Oh, qué melancolía!

                                              (Eduardo Carranza)

Eduardo Carranza. Poeta y escritor colombiano (Apiay, 1913-Bogotá, 1985). Fue director de la Biblioteca Nacional de Colombia, agregado cultural de la embajada de su país en Madrid
(1951-58), profesor de literatura y uno de los más notables poetas colombianos. Fue uno de los fundadores del grupo denominado “Piedra y cielo” en homenaje a Juan Ramón Jiménez, grupo que reacciona contra los excesos del vanguardismo y se inspira en la tradición clásica española. El mundo de la infancia, asociado al recuerdo de su madre, es una de las constantes de su poesía, que evoluciona desde la celebración de la vida y el amor hacia el desencanto. Entre sus obras sobresalen: Canciones para iniciar una fiesta (1936), Seis elegías y un himno (1939), Ella, los días y las nubes (1941), Azul de ti (1944), Diciembre azul (1957) y El olvidado (1959). Obtuvo el Premio Internacional de Poesía de Venezuela (1945), la Medalla de Honor de Cultura Hispánica y la Gran Cruz de Isabel la Católica.

Entradas relacionadas: 

domingo, 18 de septiembre de 2011

"La reina", de Pablo Neruda

"Y cuando asomas / suenan todos los ríos..."/ Foto: Josefina López


         LA REINA

Yo te he nombrado reina.
Hay más altas que tú, más altas.
Hay más puras que tú, más puras.
Hay más bellas que tú, hay más bellas.
Pero tú eres la reina.



Cuando vas por las calles

nadie te reconoce.
Nadie ve tu corona de cristal, nadie mira
la alfombra de oro rojo
que pisas donde pasas
la alfombra que no existe.
Y cuando asomas
suenan todos los ríos
en mi cuerpo, sacuden
el cielo las campanas,
y un himno llena el mundo.



Solo tú y yo,

solo tú y yo, amor mío,
lo escuchamos.

(Pablo Neruda, Los versos del capitán, 1952)



[Selección de la profesora Carmen Argón]

 Otros poemas del autor en este blog:
http://elhacedordesuenos.blogspot.com.es/2011/03/poema-de-la-semana_13.html

domingo, 11 de septiembre de 2011

"Habla", de Andrés Trapiello

Dime con qué alfabeto se transcribe / el sueño de la vida



                  HABLA

¿A qué lengua se traduce la lluvia?
¿Cuántas letras forman el perfume
que la rosa destila? ¿Con qué rima
uncirías las olas de la playa?
¿Serías tú capaz de discernir
los hemistiquios en el beso último
de dos amantes, y ponerle acentos
al silencio sutil de sus pupilas?
¿Qué humana ortografía serviría
para ese ladrido que a lo lejos
se oye en plena noche o para el pulso
que late en todo astro, incluso muerto?
Dime con qué alfabeto se transcribe
el sueño de la vida,
dímelo sin palabras, que son merma,
sin rima, sin acentos, sin medida,
y luego, habla.


(Andrés Trapiello, de Habla y otros poemas, 2003)


Andrés Trapiello (Manzaneda de Torío, León, 1953), poeta, novelista y ensayista español. Reside en Madrid, dedicado exclusivamente a la tarea de escribir. Como poeta ha publicado Junto al agua (1980), Las tradiciones (1982), La vida fácil (1985), El mismo libro (1989), recopilados bajo el título Las tradiciones (1991); Acaso una verdad (Premio Nacional de la Crítica, 1993), Poemas escogidos (1998), Rama desnuda (2001) y Un sueño en otro (2004). Como novelista, La tinta simpática (1988), El buque fantasma (1992), La malandanza (1996), Días y noches (2000) y Los amigos del crimen perfecto (2003), premio Nadal de novela. Ha editado diecisiete tomos de su colección de diarios agrupados bajo el título general de Salón de los pasos perdidos. Como ensayista ha publicado ensayos y estudios dedicados a la literatura española y a la literatura extranjera. Ha recibido además de los reseñados, los premios Internacional de Novela Plaza & Janés (1992, por El buque fantasma); Don Juan de Borbón (1995, por el ensayo Las armas y las letras) y en el 2002 recibió el Premio de las Letras de la Comunidad de Madrid.



domingo, 4 de septiembre de 2011

"Defensa de la alegría", de Mario Benedetti



Defensa de la alegría

                       a Trini

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos
defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias
defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres
defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa
defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.

(Mario Benedetti, de Cotidianas)

[Selección de la profesora Mª Luisa Mateo]


Otro poema del autor en este blog: “¿Qué les queda a los jóvenes?”

http://elhacedordesuenos.blogspot.com.es/2010/01/poema-de-la-semana.html